Ni tontos ni tan calvos

La publicidad se encarga tanto de los calvos orgullosos de serlo como de que no lo están. Repasamos aquí algunos anuncios de muestra.

Soy un chico paciente, espero, espero, espero. Y seguramente algún día seré calvo de tanto esperar que haya anuncios que dejen de tomarnos por tontos. La publicidad, como la retórica, tiene la capacidad de glorificar o demonizar lo que toque con igual pasión. Todo depende de quién enseñe la pasta. ¿Que tenemos un producto para calvos? Pues las calvas molan. ¿Que anunciamos una clínica de implantes capilares? Pues la calvicie es un infierno.

Es cierto que hay mucha más tradición de prometer remedios contra la alopecia. Los charlatanes vendedores de crecepelo se convirtieron en un icono más del lejano oeste anunciando sus pócimas desde carromatos. Por fortuna, ahora no es (o no debería ser) tan fácil vender falsos remedios milagrosos y darse a la fuga, aunque a diario veo que siguen haciéndolo.

Queda muy lejos la época en la que recomendaban el mismo producto para calvos y para los que quieren conservar su cabellera, con la paradójica prescripción de un personaje como Jesús Puente. Por cierto, este fue una imagen de marca mítica de Atún Calvo compartiendo planos con Juanjo Menendez o José Luis López Vázquez.

Sí, ya no nos pueden tomar por tontos como antes, aunque a veces lo intenten hasta anunciando energías milagrosas. En cualquier caso, la mayoría de soluciones para los calvos han mejorado mucho en fiabilidad e incluso en cuanto a la estética dejándonos imágenes tan cuidadas como las de las clínicas HIMG.

Pero si no te planteas repoblar tu desolado cráneo, no pasa nada, también hay anuncios (y productos) para ti. Nirvel Men afirma que ser calvo es tendencia de moda y quizá por eso la expresión de su modelo es de rabiosa… ¿actualidad? Bueno, dejémoslo en rabiosa a secas.

Nivel Men - Ser Calvo es tendencia de moda
Vía Publicidad de mierda

Y si tienes la mala fortuna de que tu pérdida capilar sea por cáncer, el sector no se ha olvidado de ti. La Fundación Ant te recuerda que los cambios que provoca en tu vida no afectan a su valor. Para ello, usa como portavoz a una que luce como nadie su calvicie con enigmática sonrisa. Y, ¿qué mejor que una sonrisa para afrontar lo que venga mientras toca esperar?

Fondazione ANT - El cáncer cambia tu vida pero no su valor
Vía Fondazione Ant

Nota: Si te suena la primera frase, enhorabuena, conoces un tema mítico de Fugazi. Uno de los himnos de mi adolescencia que han recuperado con gran tino los de La Vida Moderna. La segunda parafrasea un poco a La Polla Records, otro de mis mitos de esa época. Que no se diga que no llevo al frente mis referencias.

Ni acento, ni sevillanas, ni bandera, ni ná…

‘Andaluces, de nuevo levantaos‘ es el nuevo spot de la Junta de Andalucía que ha revolucionado la comunidad tuitera. Y no, no es por el eslogan que podría hacer alusión a que los andaluces son unos gandules y siempre están “tiraos” (no nos olvidemos que hablamos de Twitter).

El vídeo es estilo corporativo, un tanto soso, donde se muestran paisajes y gente, música y voz neutra. Los usuarios se quejan por varios motivos, pero el más destacado ha sido, sin duda, la falta de acento andaluz en la locución del vídeo. Al momento, aparecen a borbotones críticas y chistes como este, de @CanelaenRama8, despertando la bendita y ya conocida imaginación de los usuarios entre los cabreos.

Hasta una cordobesa (@tiyalamar) hizo su propia versión del spot añadiéndole acento y flamenco, ganándose a los tuiteros/as y volviéndose viral en cuestión de minutos.

#Andalucía se vuelve TT y con todo el follón aparecen más críticas: esta vez por la ausencia de la bandera andaluza. Si nos fijamos, sí que aparece una bandera, pero es española y eso ha provocado aún más rechazo y varios encontronazos ideológicos que prefiero no mencionar.

Para darle más emoción al asunto, descubren que muchas de las imágenes utilizadas no pertenecen a Andalucía, ni a su gente.  En este hilo de Nacho Molina, parlamentario andaluz, vemos cómo pertenecen a diferentes bancos de imágenes. Parece que el estilo Ciudadanos es tendencia este 2021.

Ni acento, ni sevillanas, ni bandera, ni ná… Los andaluces no se sienten representados y se siguen mosqueando en la red.

A nosotros (bueno, en especial a mí) que nos encanta meter las patitas en todo el salseo tuitero, sólo nos ha llevado un segundo averiguar que todas las campañas realizadas por la Junta de Andalucía desde 2015 son exactamente del mismo estilo. Hasta ahora ninguna de ellas había causado tanto revuelo entre el público andaluz y no andaluz.

¿Y esto, por qué ha pasado? Puede que se deba al exitazo de la última campaña de Cruzcampo #ConMuchoAcento, que ha despertado de nuevo la pasión por Lola Flores y por lo andaluz, pero lo que creemos es que la Junta ha olvidado durante demasiado tiempo centrarse en su target, que son los andaluces. Debería escuchar estas valiosas y entretenidas opiniones y aprender a dirigirse a su público de forma más eficaz o, aunque sea, menos aburrida.

Nosotros, mientras, disfrutamos de la creatividad tuitera y nos quedamos con esta joyita:

La Ripolla Récords del Naming

No puedo ocultar lo que me gustan los héroes locales. Esa etiqueta que describe a valientes sin pelos en la lengua a la hora de poner naming a su negocio o de comunicar sin pensar demasiado en el qué diran. En alguna ocasión he podido deleitarme haciendo turismo roedor y encontrarme con maravillas como las que me topé en Orihuela. Pero ahora mismo, que no es buen momento para viajar, te invito a hacer como Lory Money y disfrutar conmigo de unas Vacaciones en Google Maps revisando unas cuantas joyas por Ripollet.

Este viaje se lo debemos a Estudio Bengala que nos ha ido facilitando capturas maravillosas del municipio.

Comenzaremos nuestra ruta del naming en pleno centro, a pocos metros del SEPE, punto de referencia en los tiempos que corren. Bajando un poco a mano izquierda encontraremos de Star Cuts, un negocio con 5 estrellas en su fachada, 3 más que las construidas por el imperio galáctico.

Star Cuts, peluquería en Ripollet

Podemos continuar hacia el gran Parque del Pinetons haciendo una pequeña parada en FaceLook, con un look que incluye sutiles referencias a la criatura de Mark Zuckerberg.

FaceLook, peluquería en Ripollet

Si bordeamos el Parque Oriol Martorell podemos bajar hacia el río pasando por Corto & Cambio cerrando el triplete de nombres gloriosos en el mismo gremio. Y es que, léase con voz nasal de Matías Prats… Los peluqueros de Ripollet no se cortan con los namings.

Corto & Cambio, peluquería en Montcada i Reixac

Para finalizar la travesía, podemos encaminarnos hacia la zona deportiva de la localidad, haciendo nuestra última parada en Ripo Jet. Quizá en esa agencia de viajes podamos encontrar alguna pista sobre nuestro próximo destino roedor. Se aceptan sugerencias.

Ripo Jet, agencia de viajes en Ripollet

Nota: Me he metido en un terreno muy bien abonado por @Mastersofnaming. Lo sé, ellos tienen muchísima mandanga a nivel nacional, especialmente en Cataluña. Pero ya que hemos recibido tan buen material de esta zona, no vamos a dejar de cultivar nuestras #ehdenominaciones. ¡Un saludo, Masters!

Metafísica en el supermercado

¿Quién puede dar respuesta a las eternas grandes preguntas? ¿La publicidad? No, en serio…

Marquesina de Supermercado Luis donde se pregunta ¿Qué es? Y se responde que es un supermercado

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Dónde está el WC? Ah… Las grandes preguntas de la humanidad. Son cuestiones que todos nos hacemos en algún momento y que no son privilegio de humanos existencialistas. La prueba publicitaria de ello es un mupi villenero que daba respuesta a cómo un supermercado reafirmaba su propia esencia. Eso sí, sin renunciar a la trampa circular de incluir el propio objeto definido al contestar a “¿Qué es Supermercado Luis?”.

Continuar leyendo “Metafísica en el supermercado”

Tarantinos creativos

Pig Bull, We meow you, Mordiscos por la inclusión y otros derroches de creatividad que conquistan nuestros corazones roedores.

Escuché a Andreu Buenafuente decir que se emocionó en el cine viendo Érase una vez en… Hollywood. Y no era porque la escena en sí le produjera síndrome de Stendhal, ni porque haber ido al cine fuera una ocasión especial en este fatídico año, fue antes del confinamiento, aclaro. La emoción le embargó porque viendo la película se dio cuenta de que a Tarantino se le deja hacer lo que le dé la real gana. Ha llegado a un punto en que no hay un productor, ayudante de dirección, o lo que sea, que le diga “no, esta secuencia es demasiado larga”, “esto no se va a entender” o “no le va a gustar a la gente”.

Continuar leyendo “Tarantinos creativos”

4 jinetes de la fantasía apocalíptica

 4-jinetesLas señales estaban ahí. Es normal que no las detectásemos. Aparecieron dispersas, alejadas en el tiempo y en el espacio, aunque ahí estaban. Pero ahora, con la perspectiva clarividente del Capitán a posteriori lo veo claro. Clarinete. Solo había que unir los puntos, como dijo Steve Jobs en Standford y claro, eso hay que hacerlo mirando hacia atrás, hacia adelante no se puede.

Continuar leyendo “4 jinetes de la fantasía apocalíptica”

EPIDEMIA CREATIVA

Mascarillads
Me he enterado hace poco que la crisis del Covid-19 es un “rinoceronte gris”. No tenía ni idea de lo que era eso, pero gracias a Santiago Camacho he descubierto que es una amenaza muy probable a la que no se hace caso, a pesar de que se ve de lejos. Es fácil hablar de esto a posteriori como yo, o como tantos otros, pero los hay como Bill Gates que lo tenían bastante más claro, al menos desde el 2014.

.

Continuar leyendo “EPIDEMIA CREATIVA”

Drama en el interletraje

¿A quién le importa qué querrá decir Megaflix con el pedazo de promesa que hace ese rótulo?
¿A quién le importa qué querrá decir Megaflix con el pedazo de promesa que hace ese rótulo?

Hasta en este fetichista coleccionismo de descalabros publicitarios es fácil sentir de vez en cuando que nos encontramos en un eterno retorno. Hay errores reiterativos que insisten en saludarnos con la manita de vez en cuando y recordarnos que Dios, el Demonio o Murphy, están en los detalles. El interletraje es precisamente uno de esos detalles que parece tan insignificante que solo nos acordamos de él cuando solo cuando lo hemos olvidado demasiado tiempo. Tanto que hasta puede tergiversar nuestras palabras y darles la vuelta. En inglés tienen hasta un término para definir cuándo pasa eso, y es “keming” que, no por casualidad, es como podemos leer la palabra “kerning” (interletraje) escrita con un mal espacio entre letras.
.

Se me naming el traba

Bien. Hemos llegado a tasas de alfabetización por encima del 98% en Argentina y de un 95% en Paraguay. En España tenemos una cifra aún más redonda y bonita pero, los dos casos que cimentan estas líneas proceden de los primeros países. ¿Y para celebrar esas cifras ahora qué hacemos? ¡Pues pongamos a prueba la paciencia y la pericia de nuestros públicos! ¿Y cómo lo hacemos? Pues con rótulos tan estrambóticos que, en el orden lógico de lectura, puedan parecer cualquier cosa menos lógicos. ¿BIAR BLIO TEGEN CATINA? ¿ROCHA LANPA DORRO? Aceptamos que en inglés las cosas suenen más molonas para muchos pero, ¿con las sílabas salteadas? ¿Realmente es necesario exponerse a eso? ¿Se merece la abuelita de los memes tanto protagonismo?

Abuelita de los memes

. Continuar leyendo “Se me naming el traba”

Tengo un orangután en mi pantalla

Captura del primate de Greenpeace
Hay que ser muy malo para no querer proteger a un primate con nombre y esos ojazos

Y yo no quiero que esté. Pero no por los mismos motivos que esa niña de ojos tan enormes como los suyos. Sí, coincidimos en cosas y tampoco quiero que pierdan su hábitat los orangutanes. Sin embargo, a pesar de que está demostrado que los ojazos de animales provocan empatía (y de niños ni te cuento) a mí, el anuncio de Greenpeace en el que aparecen me deja mal cuerpo.

Continuar leyendo “Tengo un orangután en mi pantalla”