Maribel Server: “El castellano tal y como lo conocemos se va a extinguir”

Maribel ServerEl Bolso de Maribel es uno de los blogs de moda más importantes de España y su portadora es mucho más que una chica que ha tenido suerte tecleando sobre tendencias. Se trata de una fotógrafo profesional, licenciada en periodismo que cuenta con un máster en presentación de programas de televisión y otro en comunicación y medios digitales y que ha sido jefa de contenidos de la web de la Valencia Fashion Week. Una invitada espectacular para tomar el pulso a un sector convulso entre las incómodas estrecheces de la economía nacional y el fulgurante protagonismo con el que se han encontrado las bloggers de moda.

 

En poco más de un año, El Bolso de Maribel se ha convertido en todo un referente. ¿Qué claves te han permitido alcanzar tantos seguidores en tan poco tiempo?

Tuvimos la suerte de no empezar desde cero ya que tenemos una empresa de fotografía y ya contábamos con seguidores relacionados con el mundo de la moda.

Al principio el blog lo teníamos en una plataforma de una conocida revista española, y nos movíamos mucho por esa plataforma haciendo mucha labor de social media para poco a poco ir consiguiendo seguidores.

A partir del momento en que tuvimos el blog ya propio la clave radica en ofrecer las mayores facilidades a tus lectores para que te sigan en las redes sociales. Si a los lectores les gusta tu contenido y no eres “pesado” en las redes, el público acaba siendo fiel. De todas formas cada red tiene su truco y en todas no hay que ser exactamente igual.

 

Sueles entrevistar a los modelos para tu blog en vídeo, ¿por qué prefieres este formato al escrito?

Por muchos motivos, el primero es que claramente es más interesante una entrevista visual ya que un modelo es alguien que destaca por su físico y una entrevista en vídeo siempre va a resultar más atractiva para el espectador que una entrevista escrita.

El segundo es que no está tan visto.

El tercero es que una cosa no quita la otra, nosotros hacemos una entrevista en vídeo, pero en muchas ocasiones ofrecemos también la transcripción de la misma o información adicional sobre la persona entrevistada. Ten en cuenta que YouTube por defecto transcribe a texto el audio que detecta en el vídeo, aunque por ahora no es muy fiable que digamos.

Por último y muy importante porque de cara al posicionamiento en Google, crear entradas con diferente contenido multimedia resulta muy beneficioso.

 

Has escrito sobre los principales defectos de los blogs de moda y la importancia del diseño y la ortografía. ¿Prevés alguna mejoría en cualquiera de estos dos aspectos en los próximos años?

En cuanto al diseño sí. Internet cada día ofrece herramientas más sencillas para tener un diseño estupendo de un blog. Hoy en día quien no tiene un blog con un buen diseño es porque no quiere o porque el resto de humanos le caemos mal.

Sobre la ortografía, visto que cada vez la gente escribe peor y que la aparición del móvil no ha hecho sino empeorar más esto, mi esperanza es nula. El castellano tal y como lo conocemos se va a extinguir, y no lo digo de broma.

 

Anteriormente hemos recogido cómo se habla de la burbuja de las bloggers de moda y de cómo han relevado en poder a las revistas. ¿Crees que las bloggers de moda están viviendo un momento tan dorado como dicen?

Si te refieres con momento dorado a que sea un buen momento para los bloggers de moda, sí, supongo que lo es. Ahora bien, si te refieres a si realmente son influyentes, creo que no tanto como deberían porque la gran mayoría de lo que consideramos bloggers de moda influyentes son bloggers que de una manera u otra están siendo patrocinados, con lo cual no creo que la opinión de las bloggers haya sustituido a la de las grandes marcas sino que las bloggers de moda en sí se han convertido muchas en agencias de publicidad de las grandes marcas.

 

¿Las marcas deberían prestar aún más atención a las bloggers?

Las grandes marcas tienen miles de personas trabajando para ellas y asesorándoles. Estoy convencida de que prestan o no prestan la atención que deben a los bloggers y no soy quién para decir si deberían hacerlo más o menos porque las que saben son ellas.

 

Coco Chanel decía “la moda pasa, el estilo permanece”. ¿Las grandes marcas mantienen un buen equilibrio entre la esencia de su estilo y la volatilidad de las colecciones? ¿Y las pequeñas?

Imagino que las pequeñas al no tener un estilo tan definido podrán tomarse más licencias pero tampoco creo que en este aspecto haya una gran diferencia.

 

Estamos acostumbrados a hablar en femenino de “las” bloggers de moda, aunque en tu blog sueles hablar de “los” bloggers de moda. ¿Crees importante acabar con los tópicos asociados al género?

No entro en polémicas de estereotipos, de hecho es cierto que hay más blogueras que blogueros. Cuando hablo de los bloggers lo digo porque en castellano con que haya un chico hay que utilizar el masculino. Así que más que una cuestión de estereotipos es una cuestión de escribir correctamente.

Sí que me gustaría apuntar que el considerado por muchos como el primer blogger de moda, es Bryan Boy, un chico filipino; y que en Valencia Fashion Week de 6 bloggers oficiales 2 son chicos.

 

En la era digital, ¿sigue siendo importante estar en una capital de la moda para comunicar sobre moda? ¿Te ves viajando más en el futuro?

La verdad que no lo sé. Ahora mismo nos centramos en Valencia pero ojalá pudiésemos movernos más. Eso significaría que las cosas marchan muy bien.

 

E8-Splonk-WOW-FondoFBEn breve ayudarás a formarse a bloggers en WOW Valencia. ¿Qué aportan estos contactos fuera del mundo digital?

Aportan mucho, el cara a cara ayuda y puedes llegar a gente a la que a lo mejor en el mundo digital no podrías llegar. Y es una alegía y un orgullo tremendo que cuenten contigo para trabajar en este tipo de eventos. Sientes que realmente estás haciendo bien las cosas.

Valencia: moda, burbujas y bloggers

La Valencia Fashion Week pasó sin ocultar que este año se las han podido apañar más que bien con uno de los presupuestos más austeros a nivel nacional para un evento de este tipo. Se han olvidado de lo accesorio y se han centrado en su verdadero objetivo: lanzar talentos. En los últimos años ha servido de trampolín para nombres como Juan Vidal o Adrián Salvador pero también ha acogido a una lista de nombres que, según se relata desde Las Provincias, no dieron la talla. Apuntan que se acabó la burbuja para los diseñadores, aunque según la misma fuente, aún se mantiene para las bloggers de moda.

Captura de pantalla 2013-10-05 a las 20.03.00

Y es que nadie duda de la influencia que tienen sobre los consumidores los que escriben sobre este tema. Según el coolhunter Manuel Serrano:

ahora son las blogger de moda las que ejercen la Comunicación efectiva de las marcas, frente a la revistas tradicionales de moda, las cuales pierden eficacia y poder.

krack

Las marcas no han tardado demasiado en aprovechar ese filón y colaboran con los bloggers de distintos modos con el fin de ganarse sus favores. Muchos de los métodos utilizados son de ética dudosa y algunos cabrean a colectivos como al de los diseñadores cuando ponen diseños en manos de éstos. Hay antecedentes por todas partes, es como la reacción de los cantantes de carrera contra los triunfitos de hace años pero, tristemente o no, el mercado acaba poniendo a cada uno en su lugar. Llama la atención que voces aparentemente críticas contra este fenómeno acaben alabando colecciones creadas por bloggers, pero todos tenemos nuestras contradicciones. Y además, a todos nos gusta el trabajo bien hecho, sin que sea determinante el origen de sus creadores.

E8-Splonk-WOW-FondoFB

El caso es que no es de extrañar que vayan apareciendo eventos especialmente pensados en estas figuras. El 9 de noviembre, también en la capital del Turia, se celebrará WOW VALENCIA. Se trata de una jornada para bloggers de moda, modelos y personal shoppers que quieran ampliar su formación especializada de la mano de profesionales como Maribel Server o José Lacomba (Lacomunicación). El objetivo, aprender cómo despuntar al máximo en un entorno que, aunque pueda parecer aún sumido en una burbuja, cada vez es más competitivo y profesional.