Dobles y dobleces

1-Equipo-Media-MarktTodo esto empezó cuando alguien contrató a alguien porque alguien le dijo al contratante que el alguien contratado se parecía a alguien famoso. Todo eso no fue en 2010 cuando Media Markt contrató a Diego Alione como doble de Stallone, fue mucho antes, pero tampoco vamos a complicarnos más. Es un buen ejemplo de una doblez publicitaria para anunciarse aprovechando el gancho ajeno. Seguramente, más digno que el que hicieron un par de años más tarde con un simulacro de Equipo-A que no habría resistido un round contra Mr. T. Me gustaría decir que esto acabó con la apoteósica aparición del Julio Iglesias de Destinia que llegó este año a nuestras pantallas, pero apostaría a que no.

2-Julio-DestiniaTanto los de Media Markt como éste generan cierta sensación contradictoria, pueden llegar a hacer gracia, pero uno acaba preguntándose,

¿si pueden permitirse una buena campaña por qué tiran de prestado con olor a pachuli?


Si un anunciante local hace algo parecido dando la cara, es algo divertido y auténtico, sin necesidad de dobles. Eso es lo que hizo nuestro idolatrado Carlos Martí durante años para Estival Tour en Vall de Uxó disfrazándose de Fernando Alonso, de La Gioconda o de Gladiator.3-Gladiator-Estivaltour Que suplante identidades con semejante descaro es por lo que tanto le queremos y echamos de menos. Pero que un anunciante nacional lo haga hace que jueguen en la misma división, afortunadamente para el local y desafortunadamente para “los grandes”.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de agosto de 2014 de la Revista Üalà.

 

Quien siembra vientos...
Quien siembra vientos…

P.D¬ Si quieres disfrutar de otros momentos de gloria de Carlos Martí por esta madriguera pásate por:
El código de tu viaje (2006)
Personajes institucionales vs públicos (2007)
Fuerza y honor pronto en televisión (2009)
El esperado anuncio televisivo de Estival Tour (2009)

Casi casi famosos

Después de duras negociaciones con casposos productores aderezados con corbatas estampadas y mucha gomina (igual esto no fue exactamente así), Eh!Ratas tenía una sección de diez intensos minutos dedicados al descalabro publicitario en el late night pilotado por Sergio Fernández y Jesús Montoya, Nada Que Hacer, de Alacantí TV. Título que acabaría marcando el regulero final de esta historia.

Continuar leyendo “Casi casi famosos”

En 5 minutos

Paint-1653784_629935073709998_433118565_nAsí pasa nuestra vida, de trabajo en trabajo que otro podía (o dice que podría) haber hecho en 5 minutos. Me estoy poniendo tanguero pero es que es así, la vida tiene muchos sinsabores y, como en el chiste que cuenta Woody Allen en Annie Hall, encima se nos pasa demasiado deprisa.

PDF-1622085_629847757052063_1841368610_nPero no vamos a desperdiciar ni un párrafo más de los pocos que tiene este artículo lamentándonos.

Para empezar vamos a felicitar a los misteriosos creadores de Clientadas. Una página de Facebook que empezó a compartirse en enero y que, antes de cerrar esta edición, ya ha pasado los 72000 “me gusta”. Publican frases de esas que nos ponen los pelos de punta a todos los que trabajamos en el mundillo publicitario. Son frases simpáticas si te las cuentan, pero espeluznantes si te tocan de cerca.

1654297_484198425019320_1404737821_nY si prefieres alinearte con el bando contrario, también existe Agenciadas, total que hay para todos.

whatsapp-1507749_623658117671027_1120860746_nLo de que son misteriosos lo digo porque su página da poquísima información, de la que sólo destacaré la URL www.clientadas.com, con alguna de sus perlas, un campo para buscar y un pequeño “Powered by Google”. Ahí acaba la cosa, si quieres saber quién anda detrás de esto, te deseo suerte, pero te ahorro la búsqueda de quién ha registrado el dominio porque es información protegida: Domain Privacy Group

Hay buenos motivos para pensar que el origen está al otro lado del charco, como el hecho de que la ciudad en la que es más popular es México D. F. o alguna de sus expresiones.

USB-1535617_625359367500902_931730204_nPor otro lado, no podemos dejar de destacar que hay precedentes más o menos honrosos, como clientesfromhell.net (en inglés) o la desaparecida Palabras Textuales, de la que adjuntamos la joya final. En cualquier caso parece que Clientadas ha venido para quedarse, y es bienvenida.

 

Azul-GayNota: Este artículo ha sido publicado en el número de Marzo de 2014 de la Revista Üalà.

Hago Chus y aparezco a tu lado

Si los infumables anuncios de coleccionables proclaman el final del verano, las listas de lo mejor y lo peor del año son la cabeza de ariete de una publicidad que vuelve a casa por Navidad.

Pasé por La Barbería (amigo y autor del título de nuestro artículo) y revisando su revistero en busca de las mejores curvas del 2013 no encontré ni el trazado favorito de Farruquito ni a la it girl de este mes de Diciembre. Y es que uno no es de piedra. Quizás sea porque esta Navidad compartiré algún valiente carabinero con mi bisabuela. O porque su hija se quejará amargamente de que ninguno de sus nietos le ayuda a limpiar la cocina después del arguinaldo. En cualquier caso, uno no puede escapar de su destino y vive con miedo a destapar el consomé familiar y que aparezca Chus Lampreave.

Chus_Lampreave_Campofrío

La octogenaria actriz se ha convertido en la gran protagonista de la escena publicitaria gracias a sus camaleónicas interpretaciones para Campofrío y KH7. Ya sea como voz de una generación que alardea de salir más noches que la luna o como protagonista indirecta de un onírico, erótico y galáctico momento que ya querría Antonio Resines para un spin-off de Los Serrano, Chus se ha convertido en la abuela de todos los españoles.

Sin entrar a valorar el fondo y la forma de cada pieza publicitaria, no deberíamos olvidar que -a fin de cuentas- se trata de vender jamón de york y un limpiador que ya lo quisieran en Génova o Ferráz. Y ambas marcas vuelven a demostrar que usar una celebrity funciona… o no (que se lo pregunten a Los Cinco Fantásticos de Loterías). Si la imagen de tu marca tiene más trabajo que Jorge Javier Vázquez, y aún así, quieres que sea el estandarte de tu comunicación, entonces el mejor emplazamiento será en el Deluxe.

Chus_Lampreave_KH7

Chus, tranquila. Esto no va contigo, que bastante tienes con entender a Chiquito y no pisar a Bayona. Ya nos encargamos nosotros de dar estopa roedora, de atacar naves en llamas más allá de Orión y de pensar si hiciste bien o mal, desechando esa oportunidad de hacerte sueca…

007, con licencias (publicitarias) para matar

Entre los distintos tweets que inundan mi timeline, me encontré con uno que llamó poderosamente mi atención:

“El FC Barcelona y Intel firman un innovador acuerdo de patrocinio”.

Pasando por alto la flagrante falta fonética de la lengua castellana (esa ‘y’ en lugar de ‘e’ para evitar la duplicidad del fonema /i/), se trata de una noticia que debería entusiasmarme: dos de tus lovemarks se unen en una bonita comunión cuyo principal activo, colaboraciones económicas aparte, es una curiosa acción de branding, aplicando de forma muy creativa la filosofía de marca que representa a una (Intel) en uno de los elementos más diferenciales que posee la otra (la camiseta), sin que por ello ninguna de las dos pierda ni un ápice de su personalidad. Vamos, un win-win que lo llamarían los gurús. Bravo.

Pero fíjate, esta noticia no me hace gracia. ¿Por qué será?

A mí este chiste ya me lo han contado antes

Situémonos: Julio de 2009. La pretemporada empezaba a dar sus primeros coletazos en el momento más dulce de la historia del barcelonismo: el Barça arrasaba en España y en Europa con total autoridad después de lograr el triplete (¡ja! si no lo digo, reviento :P)

Como es lógico, estos coletazos en su mayoría eran fotos de jugadores presumiendo de pareja en vacaciones, fichajes y rumores everywhere, las primeras campañas de captación de abonados y por supuesto, presentaciones de camisetas de cara a la siguiente campaña.

Si había una que destacaba, era la del Getafe C.F., y no por el diseño exterior… sino por el curioso patrocinio de Burger King, tanto por fuera como, por dentro.

Vamos, que Pedro León no será Maradona ni Zidane, pero por lo menos se podría sentir como un king después de meter un derechazo por la escuadra en el Coliseum.

 ¿Y por qué me molesta tanto esta chorrada? Porque además de ser un “plagio” bastante menos cachondo que el del equipo azulón, creo que el dpto. de Prensa azulgrana se ha permitido un par de licencias periodísticas para vender de forma más bonita si cabe esta colaboración.

 “Esta será la primera vez que un logo se coloca dentro de la camiseta de un club.”

¡Qué bonito es todo cuando se pinta tan bien! Menos mal que luego somos los publicitarios unos vendidos al capitalismo que cuentan las cosas de forma subjetiva. Ni es la primera vez que se coloca un logo en la parte interior de la camiseta de un club, ni es la primera vez que una marca deja un mensaje en el reverso de la elástica azulgrana. Es más, en can Barça lo saben bien:

En este caso SÍ QUE ME EMOCIONA. ¿Y a quién no? Tocar la fibra sensible del aficionado mediante mensajes cargados de significado en el reverso del escudo fue parte de una bonita (y desconocida) acción que Nike llevó a cabo en todas sus camisetas futboleras de la temporada 10/11. A mí personalmente me sorprendió mucho al descubrir un evocador “Believe” en el reverso de la camiseta del Manchester United. Toda una oda al teatro de los sueños,

 ¿Qué distingue a dos acciones tan similares en naturaleza?

Una es evidentemente comercial, no oculta los intereses que las 2 marcas tienen depositados; mientras que la otra es puramente emocional, pretende dotar de un significado especial a un producto (la camiseta de un equipo de fútbol) que de por sí ya tiene un valor simbólico enorme.

Vamos, que si esperan que en su próximo gol Neymar Jr. se levante la camiseta para que la gente piense que es un cyborg Intel se van a quedar a medias. Ya puestos podrían haber ido a por un acuerdo más potente a nivel de publicity, robándole a Qatar Airways el patrocinio principal. ¡Otro gallo cantaría!

Nota: Este artículo ha sido publicado en una versión ligeramente reducida en el número de Enero-Febrero 2014 de la Revista Üalà

Admanece, que no es poco

Me topo en el recomendadísimo y recientemente publicado libro acerca del icono del cine subruralista, Amanece, que no es poco, de José Luis Cuerda, con una cita del mismo autor en la página 24 que me hace dar un brinco del taburete.

«Yo no puedo vivir en el territorio de la gratuidad. Por ejemplo, no sé moverme en la publicidad, en los videoclips. No sé poner un plano detrás de otro porque sí, porque son bonitos, porque quedan “guays”. Si lo que estoy haciendo no responde a una necesidad intrínseca, no sabré hacerlo nunca.»

Plasmándola aquí no pretendo sino invitar a la reflexión a quienes se encuentren leyendo estas líneas, se dediquen a la publicidad o no, y a despertar en ellos —y por qué no, al propio Cuerda— el mismo debate interno que ha generado en mí.

Dice el autor que la publicidad es un plano bonito detrás de otro porque quedan “guays”. Y ya está. Algo que me inquieta leer y a la vez me sonroja como publicitario que soy. Me sonroja porque sé que tiene razón. Y me inquieta porque yo soy muy de inquietarme.

Puede que, ídolo manchego, tenga usted razón. Pero sólo en parte —y vaya parte—. Vender no es fácil. Es un proceso lento que requiere de un control y análisis semiótico de cada milisegundo, coma o píxel. Un control que no es, o no tendría que ser, gratuito. Y no le culpo. Compara usted lo que es con lo que debería ser.

Si afirma tan rotundamente que lo que usted sabe hacer es poner planos detrás de otros que respondan a una necesidad intrínseca, lo que debería realizar es un spot publicitario. Y eso, como buen amanecista que soy, he de reconocer que sería la bomba.

Texto: Víctor Izquierdo

Nota: Este artículo se publicó originalmente en una versión ligeramente reducida en la Revista Üalà que puedes visualizar aquí. Si quieres visualizar la revista completa puedes hacerlo aquí.

STRIP-TWEASE

Éramos pocos y parió la microabuela: las majors hollywoodienses se han sacado de la manga el “tweaser”. O hablando en plata: un teaser, pero a lo twitter: cortito y al grano.  Seis segundos de vídeo en Vine cuyo objetivo es llamar la atención acerca del lanzamiento inminente de un teaser, digamos, más tradicional.

El nuevo formato es, a la vez, ridículo y apasionante. Por un lado, el concepto de lanzar un “teaser de un teaser” es profundamente absurdo. Pero, por otro lado, tiene todo el sentido del mundo: si la gente está adoptando Vine, haz que tu blockbuster esté en Vine.

“The Wolverine”, primera película en aprovechar las supuestas bondades del nuevo formato mutante.

La cuestión es que, aunque la aparición del “tweaser” obedezca fundamentalmente a una mera cuestión de “presencia” en un entorno de popularidad creciente, lo cierto es que esta incursión de la hiperbrevedad en el mundo del tráiler cinematográfico da que pensar.

La sensación generalizada es que, de un tiempo a esta parte, las campañas publicitarias de los principales lanzamientos cinematográficos acaban por arruinar la experiencia de visionado de la película, revelando demasiado a través de teaser-trailers, trailers, international trailers, red-band trailers…(preguntadle a cualquiera que haya tenido la mala suerte de ver el tráiler de “Elysium” antes de ver “Elysium”). Dicho de otro modo, los trailers se han convertido en puro porno: lo muestran absolutamente todo, y a lo grande. Pero conceptualmente deberían ser algo más vinculado a lo erótico. Ya sabéis: eso tan socorrido (y tan cierto) de “sugerir, más que mostrar”.

arcade-fire

Los chicos de “Arcade Fire” han tirado la casa por la ventana. Han presentado su nuevo disco con un “track” de 15 seg.

 

La llegada del “tweaser” es una oportunidad inmejorable para reflexionar acerca de cómo, en muchas ocasiones (y no solo en el ámbito de la comunicación publicitaria cinematográfica) comunicamos mucho más de lo que deberíamos. Al igual que algunas películas desvelan demasiado…llegan algunas marcas a hacerse pesadas a fuerza de comunicar día sí, día también?

¿Y si, para variar, volviéramos a dejar algo a la imaginación?

Fdo: Nacho Macho.

Nota: Este artículo se publicó originalmente en una versión ligeramente reducida en la Revista Üalà que puedes visualizar aquí.