De lo bueno lo mejor (selección de Castellón)

1-QL-Electric-Darth-Vader La tierra de las oportunidades está al norte de la Comunidad Valenciana. ¿Dónde si no te puede tocar siete veces la lotería y construir un aeropuerto para presumir paseando con tus nietos? ¿Dónde más podrías encontrar a Luis Aguilé cantando alabanzas a Marina D’Or? Esa bella región de playas y montañas acoge a menudo también maravillas publicitarias y lo mínimo que podemos hacer es traer por aquí alguna de ellas de cuando en cuando.
Empecemos con QL Electric Darth Vader S.L., una persona jurídica que evidencia definitivamente que el Registro Mercantil no corta las alas a ningún emprendedor creativo que se precie. Sigamos por Ciudadanos de Centro Democrático,2-Ciudadanos-CCD un partido naranja que multiplicó sus resultados por diez entre las elecciones de 2011 y las pasadas de 2015, según apuntan distintas fuentes, gracias al parecido a otro partido naranja y con nombre que implica a la ciudadanía, el de Rivera. Precisamente éste, declara que el partido es el “ciudadanos pirata” y que se han aprovechado de la confusión de (cómo no) los ciudadanos. 3-Estival-ViajandoooY así de rápido vamos a por la tercera y última maravilla roedora que comentar por aquí: la trayectoria de Estival Tour, un anunciante al que hemos dedicado muchas líneas en eh!Ratas, e incluso algunos minutos de TV. Se podría pensar que estamos olvidándonos de él, es el pan nuestro de cada día, los iconos publicitarios están destinados a perder fuelle y dar paso a las nuevas generaciones. Los conejitos de Duracell o el calvo de la Lotería dan fe de ello, pero . Puede que este año no haya cambiado su valla publicitaria y esté perdiendo el tono, como la canción de Enrique Iglesias que sonaba igual que la de “Si tú te vas”, pero con otra letra. Da igual, en nuestros corazones siempre habrá un lugar privilegiado para Estival Tour*.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de enero de 2016 de la Revista Üalà.

*Prueba de ello es el especial televisivo que dedicamos a Carlos Martí y su obra en nuestro espacio de NQH.

Te lo puedo decir más alto

El hielo frío y la clientela tapada
El hielo frío y la clientela tapada
Puedes reírte de mí si quieres. No te quedes con las ganas. Soy el patán que se jacta de la frialdad de su hielo. Pero no te equivoques, voy de frente. Te anuncio algo que ya sabes, como los “adivinos” cuando no mienten o inventan. No sé si los de Alcampo han decidido seguir mi camino proclamando la perogrullada de que su “ahorro está en el precio” o esconden alguna otra cosa, pero sí sé de otros en los que te tendrías que fijar más. Para reírte (como de mí), para indignarte, o incluso para denunciarlos, pero nunca para dejarte liar por ellos.
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
Como esta jornada electoral, que dura todo el año
Como esta jornada electoral, que dura todo el año

Y no, no me refiero a otros pequeños comercios como el mío que son menos claros en su planteamiento, como ese que abre todos los días un domingo cualquiera. Los verdaderos “malos” de esta película no hacen de las suyas en cartulina con un rotulador, acuerdan sus mensajes en grandes salas de reuniones. Son los que te dicen que tus defensas necesitan desayunar Actimel, pero no te avisan de que cualquier yogur aporta lo mismo que su prebiótico, según advierte la OCU. O los que lanzan las consignas de cualquier producto que te intenta camelar con su Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol o cualquier otro palabro que suponga ventajas asociadas y exclusivas que no vengan avaladas por ningún estudio serio.

A veces el malo es el guapo
A veces el malo es el guapo

Lactobacillus casei inmunitass, Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol… ¡Y el chocolate espeso!

Ríete de mí y no te fíes, mis mensajes no dan motivos para hacerlo, pero fíate mucho menos de los que no te lo van a decir tan claro.
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de septiembre de 2016 de la Revista Üalà.

La redención más “cool” de los publicitarios.

Cada año, con la llegada del calorcito primaveral, el homo publicitariensis sale de su letargo invernal y deja atrás aquellos briefings más insulsos con los que se gana habitualmente el pan, dando rienda suelta a su creatividad en unas piezas tan afamadas como infames, denominadas “truchos”. Estas obras, dirigidas a ganar premios en festivales con clientes de un marcado carácter social como ONG’s o fundaciones, suponen la redención del profesional publicitario, una forma de limpiar su alma impía de todas aquellas campañas comerciales sin ningún fundamento que le atormentan cada noche desde su propio portfolio.

Puestos a elegir una causa, en el año del IV centenario de la muerte de Cervantes, el homo publicitariensis se ha fijado en una de las víctimas que más sufre con su actividad diaria: la lengua castellana. Si ya hace unos meses, la gente de Proximity España nos sorprendía lanzando una tienda de palabras olvidadas (no os perdáis el rap con el youtuber de turno, una pieza tan cañí como roedora); ahora nos llega un atrevido fake viral de las mentes pensantes de Grey Spain: las Sunset Style with Blind Effect, las únicas gafas de sol con las que no vas a ver nada. Un spot , una web y un direct marketing forman una campaña llena de anglicismos vacíos, muy habituales en el sector de la moda, para una promoción indirecta de una jornada sobre el mal uso del español en la publicidad organizado por la Real Academia de la Lengua.

Sunset Style with Blind effect
Sunset Style, las únicas gafas recomendadas por Stevie Wonder.

No deja de ser irónico que la institución que limpia, fija y da esplendor a la lengua castellana, responsabilice a todo el sector publicitario de la invasión de la lengua de Shakespeare, cuando en las últimas actualizaciones de su diccionario no han estado exentas de polémica. Curiosamente, han achacado estos cambios a una necesaria modernización del lenguaje, adaptándose a lo que se habla en la calle. ¿Y no es precisamente eso lo que hacemos los publicitarios? ¿Cómo diantres vamos a traducir un palabro que ni siquiera existe en España? ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de junio de 2016 de la Revista Üalà.

@franestevan

Hitler forever

El arte de Hitler no era como para recordarlo pero este cartel de una exposición suya sí

Han quedado muy atrás los años en los que tus discursos enardecían a las masas. Tus soldados preferían avanzar hacia el fuego enemigo que retroceder, claro que retroceder implicaba la certeza de caer en fuego “amigo”. Tardaste en darte cuenta de que lo de “yo tengo la razón, los demás están equivocados” acaba cayendo por su propio peso y el peso de esa caída se llevó a mucha gente por delante. Tenías tan claro que estabas convirtiendo en un icono que, cuando tu secretario de prensa te avisó de que tu bigote no estaba de moda le aseguraste que lo acabaría estando, sólo por el hecho de que tú lo usabas.

 

Hitler refrescando la India en verano de 2015
Hitler refrescando la India en verano de 2015

Lo lograste. Te convertiste en un símbolo. Más de un lustro después tu imagen sigue tan presente como un estándar del jazz que se reinterpreta una y otra vez, pero casi siempre en clave cómica. Para lo que has quedado. Busca por ejemplo “Hitler ads” en Google Images y te harás una idea. Sí, en la India y entre algunos extremistas sigues pegando fuerte, aunque me temo que por inconsciencia. Ya eres un icono que ha pasado a la historia, afortunadamente no como te habías imaginado.

Con el tiempo, los dos pueden dar risa, aunque durante demasiado dio bastante miedo uno
Con el tiempo, los dos pueden dar risa, aunque durante demasiado dio bastante miedo uno
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de abril de 2016 de la Revista Üalà.
Fe de eh!Ratas: En la versión de Üalà aparece un subtítulo destacado donde aparece “Cuando te avisaron de que tu bigote no estaba de moda le aseguraste de que lo acabaría estando” y debería haber aparecido “Cuando te avisaron de que tu bigote no estaba de moda aseguraste que lo acabaría estando”. Lo siento mucho, me he equivocado, pero no puedo decir que no volverá a ocurrir.

@ramiroseva

La Estrella, La Brava y Los Lamelúpulos

Un señor de la Costa Brava fuera de temporada
Un señor de la Costa Brava fuera de temporada

Hasta ahora Estrella nos ha vendido un sueño de verano. Un verano de veleros y jeeps en Baleares. De cielos naranjas y fiestas en la arena de la que no se pega. De gente guapísima hippie chic y besos previsibles en el desenlace. Todo, claro, en un ambiente de aparente sencillez.

Pero cuando llega septiembre y se marcha el turista con chanclas, en el Mediterráneo queda la esencia. Queda todo aquello que no aparece en las guías de viajes. Queda todo lo que dice el maravilloso copy con la voz del Boixaderas en el nuevo spot de Cerveza La Brava que ha motivado este artículo.

Un spot que ha encontrado un insight a partir de un antisight dirigido a los que saben cómo es de verdad la Costa Brava. Una película inteligente. Canalla. Valiente. Que va donde duele y que le planta cara a un grande.

Un tremendo sopapo con la mano abierta a la marca que permitió hacer una paella con salchichas, con onda expansiva a todos esos oportunistas lamelúpulos que han intentado copiar la fórmula de Estrella. A esos que miraban el dedo cuando éste apuntaba al cielo.

Por ponerle un pero, que yo soy muy de peros. No sé si era o no necesario atacar de manera explícita a Estrella. Esa marca que se ha apoderado de un territorio propio y se ha ganado a pulso decidir cuándo empieza el verano. Cuando se podía haber sido mucho más elegante.

Pero hay otra duda más rotunda que me ronda la quijotera. Que no sé que es más catalán. Si una cerveza que se fabrica en Barcelona y que vende postales idílicas. O una que dice serlo más y que fabrica en República Checa.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de enero de 2016 de la Revista Üalà.

@victorizquierdo

Si me duele a mí más que a ti

ROTTR_Survival_Billboard_Group_Shot_Wide.0.0
Pues se ha quedado buena noche…
Carr
Adam Carr, ganador tras 20 horas de billboarding

Hace unas semanas, ocho personas (vloggers, para más señas) se subieron a una valla publicitaria a pasarlo mal. El asunto consistía en mantenerse de pie durante el mayor tiempo posible, aguantando la intemperie de Londres y otro buen número de perrerías solicitadas en tiempo real por los internautas. El objetivo era demostrar ser un superviviente comparable a Lara Croft, la ya-no-tan-neumática protagonista del videojuego que se promocionaba con la acción: “Rise of the Tomb Raider”.

La iniciativa, que innegablemente tiene su punto, plantea alguna que otra pregunta. Bueno, quizá solo una: ¿Será este el mascarón de proa de una serie de acciones publicitarias con el protomasoquismo y la pseudotortura como base?

En un sector como el de la comunicación, obsesionado por aferrarse a las “cosas de verdad”, no resulta tan descabellado pensarlo. Recursos como apelar a “historias bonitas de alto componente humano” (llevar agua potable a aldeas sin recursos o traerte a la cena de Nochebuena a tu hijo que trabaja en Belgrado) empiezan a sonar a “been there, done that”. Siguen siendo iniciativas loables, pero dan síntomas de empezar a perderse en la cacofonía del mainstream. Su capacidad de aportar diferenciación se difumina.

billy_saw_original
Con vosotros, vuestro nuevo director creativo

Quizá el auge y la democratización del streaming en vivo (del cual la acción organizada en Londres sacó buen provecho) sea precisamente el abono que precise este nuevo formato para florecer. Que a nadie le extrañe que, en estos momentos, al equipo creativo de una pequeña agencia sueca se le esté pasando por la cabeza marcarse un “Human Centipede” para dar a conocer ese nuevo yogur que tanto favorece el tránsito intestinal.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de diciembre de 2015 de la Revista Üalà.

#YoSíSoyTonto

Sí, lo soy, y me he puesto en manos de dos acupuntores que minimizaron mi poder adquisitivo pero no el dolor causado por una hernia. Dolor al que, afortunadamente, puso remedio un neurocirujano en la seguridad social. Todos hemos sido, somos, o seremos tontos porque a todos nos engañan de vez en cuando, puede que incluso a diario. Por ese motivo no estoy dispuesto a reírme del que crea que es una ventaja diferencial que un agua no tenga calorías y se presente como “energía líquida”.

Energías sin calorías. ¿Que cómo se come eso? Se bebe.
Energías sin calorías*. ¿Que cómo se come eso? Se bebe.
Tampoco estoy por la labor de burlarme del que confíe en que puede aprender inglés mientras duerme ni del que compre un producto para luchar contra su calvicie. Es de sentido común suponer que, de aparecer un producto así, no necesitaría anunciarse en soportes baratos. Los que dicen tener sus propiedades llevan captando incautos desde hace siglos y, si llega a aparecer, ocupará portadas gratis. Pero como decía, no es cuestión de arremeter contra los crédulos, la única diferencia que hay al respecto entre todos nosotros (los tontos) es el umbral de escepticismo y no garantiza demasiado.

Hypnotics Spanglesh
Hypnotics Spanglesh, un título prometedor.

Si de algo quiero que sirvan estas líneas es para reivindicar la labor de los que persiguen a los “listos”. Divulgadores como José Manuel López Nicolás (de Scentia) y tantos otros que desde páginas como Naukas o Materia alzan su voz contra éstos. Me da igual ser uno más entre tantos tontos, pero hace falta luchar, como hacen ellos, para que deje de haber listos que se aprovechen de nuestra condición.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de septiembre de 2015 de la Revista Üalà.

*Un agua increíble que descubrí entre esta selección de aguas increíbles de Scentia.

¿También con Pes, Ikea?

Recién salido del horno está este hermoso spot en stop motion que presenta recetas para cocinas deliciosas de Ikea.

La pena es que, una vez más, nos suena de algo. En concreto a Western Spaghetti del nominado a un Oscar PES.

Que sepamos, no se ha pronunciado al respecto más que retuiteando esto:
Captura de pantalla 2015-09-04 a la(s) 17.18.12
Está claro que las inspiraciones en publicidad beben de fuentes a veces inconfesables, pero en el caso de Ikea, podrían permitirse contratar directamente al autor de la pieza original para hacer algo mejor.

Un poco feo todo.

GRACIAS POR PREOCUPARTE

Piqueras nos pone a caldo
Piqueras nos pone a caldo

Rollizos muslos de pollo, gruesas zanahorias y otros vegetales ganadores de un improbable concurso de belleza giran sincopados, perfectos, sumergiéndose lentamente en un caldo sospechosamente homogéneo. Pedro Piqueras asiente. Sus décadas de trayectoria como periodista y presentador de informativos le permiten constatar que el brebaje es casero, pese a borbotear en una nave industrial del tamaño de una pequeña isla. El visto bueno de Piqueras se traduce en un sello tirando a surrealista: “Compromiso Casero Garantizado”.

Sobera, o la pesadilla de los triglicéridos (y la nuestra)
Sobera, o la pesadilla de los triglicéridos (y la nuestra)

Mientras tanto, entre mueca y mueca, Carlos Sobera decide hacerle una intervención a un compañero de trabajo: está muy preocupado por su colesterol. Cómo ha tenido acceso Carlos a esa información tan privada me inquieta profundamente. Sospecho que el presentador nacido en Barakaldo puede ser Illuminati o, como mínimo, del Club Bilderberg. O que posee un poder mutante que le permite sentir los niveles de LDL y triglicéridos en las personas que le rodean. Eso haría encajar todo.

Prats: más allá de lo humano
Prats: más allá de lo humano

Y luego está Matías. Los más viejos del lugar aseguran que hace mucho tiempo era presentador. Hoy es un icono. Un símbolo. Un ser que trasciende el tiempo y el espacio. Es el Doctor Manhattan paseando por una película de David Lynch producida por Chris Carter. Es Galactus. Es Thanos. Y, en este momento específico de la Historia, tiene un deber claro para con la Humanidad: conseguir que paguemos menos por nuestro seguro de coche. Si alguien podía lograrlo, era él.
Soy feliz. Los tres (Pedro, Carlos, Matías) nos quieren. Les importa nuestro futuro. Aunque…
¿Y si están fingiendo? ¿Y si les han pagado para que digan esas cosas? ¿Para que simulen preocuparse por nosotros?

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de julio de 2015 de la Revista Üalà.

Trata de adrrancarlo

«Un Toyota es tan fiable que no has tenido que abrir su capó. Lo que puedes encontrarte debajo es un misterio. Ahora tienes la oportunidad de descubrirlo con nuestra aplicación Historias Misteriosas». Ese es el eje sobre el que se construye lo último de Toyota. Una campaña multimedia que convierte a todos sus vehículos en el propio medio a través de un app, y que combina un spot en televisión, originales para prensa, exterior y digital y además nos cuenta historias. ¿Bien, no?

Imagen 2

Ahora volvamos un poco más atrás. Concretamente al 24 de noviembre de 1998. Y siendo más exactos, a las dos y cuarto de la tarde. En ese momento y a esa hora, solo faltan 500 metros para que Carlos Sainz y Luis Moya levanten su tercer título del mundial de rallies en Gran Bretaña. Pero es también en ese momento cuando el Toyota Corolla que pilotan empieza a hacer un ruido extraño. Algo no va bien. Una biela ha dicho basta provocando un derrame de aceite que ha incendiado el motor. Carlos se baja del coche haciendo aspavientos, y Luis, desconociendo totalmente que 17 años después una agencia haría una campaña basada en la fiabilidad de la marca que conduce, abre el capó y rocía las tripas con el extintor mientras grita eso de: «¡Trata de arrancarlo, Carlos!».

Imagen 1

Que sí, que han pasado casi dos décadas. Pero eso no importa. Mira a los ojos de Luis e imagina su reacción cuando vio el spot por primera vez. Imagínalo estrellando el casco que siempre tiene junto al sofá contra el plasma de 42’’ a grito de «¡Me cago en su puta madre!» como ya haría en el 98, pero añadiendo un rotundo: «¡Fiable, mis cojones!, ¡publicistas de mierda!».

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de mayo de 2015 de la Revista Üalà.