Babies from hell

Pasa el tiempo. Pero continúan ahí, acechando. Esperando el momento oportuno para contraatacar y horadar una vez más nuestra maltrecha cordura.

Los ojos llorosos son suyos. La boca no.
Los ojos llorosos son suyos. La boca no.

Resulta inevitable: no pasa un año (¡qué digo un año: un semestre!) sin que sus pequeñas cabecitas asomen por nuestras televisiones y nuestros canales de streaming.

Son ellos: los bebés “mejorados” de los anuncios. Atrozmente deformados por obra y gracia del modelado digital, estos aterradores seres son el resultado de una alquimia oscura capaz de transformar a niños y niñas de pocos meses en criaturas siniestras dignas de campar a sus anchas en cualquier videoclip de “Die Antwoord” o sustituir al enano de “Twin Peaks” sin despeinar un ápice sus cabellos de querubín.

Señora, el rostro su hijo ocupa 2 Teras.
Señora, el rostro su hijo ocupa 2 Teras.

Son capaces de todo: ejecutan elaboradas coreografías mientras muestran una expresión asíncrona. Hablan con bocas prestadas a medio camino entre lo cóncavo y lo convexo. Manipulan objetos con unas manos que parecen no estar del todo ahí. Y, quizá, amenazan el tejido de nuestra realidad con sus comportamientos anómalos.

¿Quién quiere chupete pudiendo tener deltoides?
¿Quién quiere chupete pudiendo tener deltoides?

Lo más aterrador de todo es que alguien, en algún lugar, sigue considerando que ver a un bebé haciendo cosas de adultos es algo novedoso y cuqui. Marcas como MTS, ToddleBox o Evian, entre muchas otras, son buena prueba de ello. Las preguntas a hacerse, en cualquier caso, están claras: ¿a sueldo de qué Señor Oscuro está esa gente? ¿Cuándo tienen previsto el advenimiento del Apocalipsis?

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de julio de 2017 de la Revista Üalà

Pezqueñines no, ¡gracias!

Dice Dave Grohl acerca de la letra de “Learn to fly” que representa la “búsqueda de aquellas señales de vida que te hagan sentir que estás vivo”. Lo cierto es, que cuando tu trabajo depende en gran parte de la creatividad, la “musa” es algo que puede arrastrarte hasta el abismo cuando no aparece, y encumbrarte a las más elevadas cotas de la iluminación cuando se presenta. Y queridos amigos roedores, es muy difícil no dejarse llevar por el impulso de algo tan poderoso como la inspiración.

Quizás por ello (o quizás por el hecho no tener que responder a las directrices de un briefing), cada vez son más las pruebas de creatividad que provienen de jóvenes talentos. Algunas tan originales como dignas de admirar.

Un buen ejemplo es la “copy shop” de Solomon Tsitsuashvili en Facebook (Solomon’s Copy Shop), un lugar donde este redactor georgiano da rienda suelta a su imaginación y amor por la publicidad impresa: el bueno de Salomon publica cada noche desde agosto del año pasado un nuevo anuncio gráfico. Y os puedo asegurar que ninguno defrauda.

365dayswithoutcopy - Durex #365dayswithoutcopy - Kinder

Otro gran ejemplo es el de “Break free”, un spot creado por Eugen Merher para Adidas, un estudiante alemán de cine cuya obra acaparó la atención de la red hace unas semanas. El resultado bien lo merecía… menos para la marca, de quienes Eugen todavía espera una respuesta.

Salvo honrosas excepciones, resulta bastante triste comprobar como los jóvenes talentos son menospreciados o absorbidos por una industria que adolece precisamente de ideas frescas.Como decía aquella famosa icónica campaña de nuestra infancia: “Pezqueñines no gracias, debes dejarlos crecer”.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de abril de 2017 de la Revista Üalà.

El proceso

Definición del plan de marketing. Definición del plan estratégico de comunicación integral. Convocatoria de agencia. Selección de agencia. Elaboración de brief. Presentación de brief. Análisis de brief. Estrategia. Redacción de contrabrief. Presentación de contrabrief. Aprobación de contrabrief. Redacción de brief creativo. Desarrollo de propuestas creativas. Selección interna de la propuesta creativa. Aprobación interna de la propuesta creativa. Presentación de la propuesta creativa. Revisión de la propuesta creativa. Desarrollo de propuesta creativa. Segunda presentación de la propuesta creativa. Selección de la propuesta creativa. Revisión del departamento jurídico. Aprobación de la propuesta creativa. Desarrollo de guion literario, storyboard, script y maqueta. Pretest. Análisis de resultados. Presentación de pretest. Aprobación definitiva.

Elaboración de presupuesto. Valoración económica e input para aprobación de presupuesto. Negociación de presupuesto. Revisión de presupuesto. Aprobación de presupuesto. Definición del plan de medios. Contratación agencia de medios. Negociación con medios. Negociación de derechos. Aprobación de medios.

Dramatización. El Dircom valora la segunda propuesta creativa antes de enviarla al departamento jurídico.

Selección productora. Contratación productora. Selección realizador. Contratación realizador. Brief de producción. Elaboración de tratamiento. Presentación de tratamiento. Aprobación de tratamiento. Elaboración del presupuesto de producción. Valoración económica e input para aprobación de presupuesto de producción. Negociación del presupuesto de producción. Aprobación del presupuesto de producción.

Inputs para PPM. Guion técnico. Casting. Localización. Elaboración de PPM. Presentación de PPM. Revisión de PPM. Aprobación de PPM. Plan de producción. Contratación de equipo técnico y artístico. Localización técnica. Plan de rodaje. Producción. Edición. Presentación de offline. Edición. Presentación segundo offline. Aprobación. Etalonaje, sonido y grafismo. Entrega copia cero. Revisión del departamento jurídico. Validación de la copia cero. Realización de copias de emisión. Envío a agencia de medios. Emisión.

Y todo esto para terminar viendo a Dani Rovira hablando con la ele para anunciar fideos chinos.

 

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de diciembre de 2016 de la Revista Üalà.

@victorizquierdo

Apología del murcianismo

Vivimos tiempos convulsos, en el que movimientos proteccionistas y referéndums pro-independencia acaparan portadas dentro y fuera de nuestras fronteras. Pero hay un sentimiento patriótico que, por campechano, fresco, y sobre todo, por estar alejado de cualquier ideología política, es el único que despierta alguna simpatía en mí: el murcianismo.

Lo cierto es que esta ideología no tiene nada que envidiar a otros sentimientos nacionalistas. Cuentan con su propio líder, Súper Perrete, que lo mismo está zurrándose la badana con otros héroes de Marvel en un comic, que te vende la última promoción de Pizzería Ralonni en Facebook. Y entre oferta y oferta, aprovecha para defender la idiosincrasia y cultura made in Murcia a través de los más variopintos memes, utilizando (¡cómo no!) el genuino dialecto murcianico.

Super Perrete vs Capitán América
Fuente: SúperPerrete

Y si del dialecto hablamos, no puedo olvidarme de dos productos singulares cuyo naming ya ha despertado pasiones en los corrillos roedores: Acho y Pijo. Ambos casos son pataticas fritas adezaradas con un poco de limón de la huerta, pimienta y sal del Mar Menor. Pero, ¡ojo!, no solo comparten propuesta de producto y un nombre basado en una interjección, sino que también su bolsa de color negro, su web y su claim (“Acho, ¡qué bueno!” y “Pijo, ¡qué rico!”) tienen ciertas similitudes.

Acho vs Pijo
Fuente: Cooking Ideas

Una auténtica pelea a pajera abierta digna de protagonizar un spot de publicidad comparativa como aquellos de “Minute Maid vs Don Simón”, quién, por cierto, también son de la región.

¿Coincidencia? Seguramente no, pero mientras sigan surgiendo este tipo de iniciativas, en eh!Ratas tendremos carnaza para rato.

 ¡Muncho Murcia, copón!

 

Photoshop (and real) disasters

Puede perder la pierna, pero no la calma
Puede perder la pierna, pero no la calma

Ah… ¿Qué sería de los publicistas sin Photoshop? Mucho me temo que vagaríamos como almas en pena buscando en terribles stocks fotográficos modelos con proporciones inexistentes. Claro que, con Photoshop, la vida puede no ser maravillosa. A veces, por las rendijas de sus mentiras se cuela la realidad o peor, se ve clara y nítidamente cómo sale el as de la manga.

Ese dedo está buscando problemas
Ese dedo está buscando problemas

Photoshop Disasters es una web dedicada a la recopilación de este tipo de material donde hay maravillas inverosímiles (y nunca mejor dicho) que dan prueba de ello.

Mientras unas apuestan por una realidad sin retoques, Renée ha apostado por un retoque sin realidad

La cara antes conocida como la de Renée Zellweger ha pasado a la historia
La cara antes conocida como la de Renée Zellweger ha pasado a la historia
Este panorama ha hecho que modelos, actrices, e incluso marcas, apuesten por la belleza real y hasta por la crudeza de los rostros sin maquillar. Precisamente en estemomento en el que se debate sobre un hipotético control sobre el retoque, Renée Zellweger ha preferido tomar las riendas y controlar lo que no le gustaba de su cara. Mientras unas pugnan a favor de las imágenes sin retocar, ella lo ha hecho por un retoque (casi) sin realidad. Y es que, aunque dicen que la realidad siempre supera a la ficción, en el caso de los retoques de la señorita Zellweger no podemos acabar de distinguir si hablamos de realidad o ya es otra cosa. Es una verdadera lástima que en esas transformaciones no se pueda hacer ctrl-z.
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de octubre de 2016 de la Revista Üalà.

Te lo puedo decir más alto

El hielo frío y la clientela tapada
El hielo frío y la clientela tapada
Puedes reírte de mí si quieres. No te quedes con las ganas. Soy el patán que se jacta de la frialdad de su hielo. Pero no te equivoques, voy de frente. Te anuncio algo que ya sabes, como los “adivinos” cuando no mienten o inventan. No sé si los de Alcampo han decidido seguir mi camino proclamando la perogrullada de que su “ahorro está en el precio” o esconden alguna otra cosa, pero sí sé de otros en los que te tendrías que fijar más. Para reírte (como de mí), para indignarte, o incluso para denunciarlos, pero nunca para dejarte liar por ellos.
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
Como esta jornada electoral, que dura todo el año
Como esta jornada electoral, que dura todo el año

Y no, no me refiero a otros pequeños comercios como el mío que son menos claros en su planteamiento, como ese que abre todos los días un domingo cualquiera. Los verdaderos “malos” de esta película no hacen de las suyas en cartulina con un rotulador, acuerdan sus mensajes en grandes salas de reuniones. Son los que te dicen que tus defensas necesitan desayunar Actimel, pero no te avisan de que cualquier yogur aporta lo mismo que su prebiótico, según advierte la OCU. O los que lanzan las consignas de cualquier producto que te intenta camelar con su Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol o cualquier otro palabro que suponga ventajas asociadas y exclusivas que no vengan avaladas por ningún estudio serio.

A veces el malo es el guapo
A veces el malo es el guapo

Lactobacillus casei inmunitass, Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol… ¡Y el chocolate espeso!

Ríete de mí y no te fíes, mis mensajes no dan motivos para hacerlo, pero fíate mucho menos de los que no te lo van a decir tan claro.
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de septiembre de 2016 de la Revista Üalà.

Hacer sin hacer

En la última edición del Día C, encuentro celebrado anualmente por el Club de Creativos, el publicista brasileño Marcello Serpa compartía una reflexión de lo más curiosa. Decía tal que así: “Si todas las marcas están queriendo salvar el planeta, ¿quién es el hijo de puta que lo está destruyendo?”

marcello-serpa
Marcello Serpa, Detector Profesional de Hipocresía

Con esta pregunta en voz alta, el antiguo director creativo de Almap BBDO echaba sal, zumo de limón y tabasco en esa “herida metafórica” que siempre planea sobre el sector publicitario: la Hipocresía.

Reflexionaba Serpa acerca de cómo, de manera creciente, muchas marcas nos hacen llegar mensajes bienintencionados (en lo social, en lo ambiental, en lo humano, etc.) pero totalmente vacíos, superficiales e intercambiables. Brindis al sol muy, muy similares a tirarse un pedo en el océano.

No es un fenómeno nuevo, claro. Las marcas (muchas de ellas, al menos) siempre le han dado buen uso a las caretas, y han tirado de conceptos que no dejaban de ser pura fachada.

Samsung Safety Truck
Samsung Safety Truck: mejorando el mundo de verdad

Pero ahora nos encontramos en la era del “hacer”. Y a mí, a raíz de las palabras de Serpa, me dió por pensar en todos esos “case study” de campañas “sociales” dedicados a problemas tan puntuales, anecdóticos y localizados en el tiempo y el espacio que no pude evitar albergar una sospecha, creo que nada descabellada.

¿Y si a muchas marcas lo que de verdad les importa es quedar bien? ¿Y si, para conseguirlo, han perfeccionado el arte de aprovechar desgracias reales para “hacer sin hacer”, como los niños que fingen masticar aunque no se hayan metido nada en la boca?

Claro que también podría verse la cosa desde otra perspectiva, amigo Marcello: porque siendo justos, ¿quién dijo que les tocaba a las marcas salvar el planeta?

Bueno, quizá las propias marcas. Ops. Touché.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de agosto de 2016 de la Revista Üalà.

Robot creativo: ineficaz oxímoron

No me creo, o no me quiero creer, que McCann Erickson Tokyo, una de las agencias líderes en el mundo, haya nombrado a un robot como Director Creativo. Un tal AI-CD β que juzgará y sentenciará las propuestas de sus juniors y trainees en base a algoritmos que analizan y desmenuzan una base de datos de anuncios premiados en festivales en los últimos diez años. Antes de que sea yo el que cortocircuite, ¿esto no es la antítesis total de la creatividad?

Ficción de AI-CD β enfurecido ante una propuesta disruptiva.
Ficción de AI-CD β enfurecido ante una propuesta disruptiva.

Quiero pensar que estoy siendo un carca. O mucho mejor, que hay un giro detrás de todo esto. Una sorpresa. Una acción para denunciar que el mundillo de la publicidad ya está infestado de autómatas. De hecho, reconozco que a veces yo soy uno de ellos. Necesito tener delante un referente para saber que una idea sobre el papel es potente. Necesito ponerme al lado una pieza triunfadora y compararla. Necesito, y se me exige, enseñar algo bueno para decir —aparentemente— muy convencido: «Haremos algo así».

Se me ocurre algo mejor que echarle lejía en la placa base al androide. El pobre tampoco tiene la culpa. La solución tampoco pasa por extirparle el frenillo a sus ingenieros. Deberíamos usarlo para ver quién es el chavea que lo hace saltar por los aires a fuerza de presentarle ideas que obtengan un índice de respuesta que tienda a menos infinito.

Disfruto imaginando al tal AI-CD β echando chispas visionando el gorila de Cadbury marcando el ritmo de In The Air Tonight o los millones de pelotitas de colores rodando calle abajo en el anuncio de Sony Bravia. Me quedo con esa imagen.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de mayo de 2016 de la Revista Üalà.

@victorizquierdo

Hitler forever

El arte de Hitler no era como para recordarlo pero este cartel de una exposición suya sí

Han quedado muy atrás los años en los que tus discursos enardecían a las masas. Tus soldados preferían avanzar hacia el fuego enemigo que retroceder, claro que retroceder implicaba la certeza de caer en fuego “amigo”. Tardaste en darte cuenta de que lo de “yo tengo la razón, los demás están equivocados” acaba cayendo por su propio peso y el peso de esa caída se llevó a mucha gente por delante. Tenías tan claro que estabas convirtiendo en un icono que, cuando tu secretario de prensa te avisó de que tu bigote no estaba de moda le aseguraste que lo acabaría estando, sólo por el hecho de que tú lo usabas.

 

Hitler refrescando la India en verano de 2015
Hitler refrescando la India en verano de 2015

Lo lograste. Te convertiste en un símbolo. Más de un lustro después tu imagen sigue tan presente como un estándar del jazz que se reinterpreta una y otra vez, pero casi siempre en clave cómica. Para lo que has quedado. Busca por ejemplo “Hitler ads” en Google Images y te harás una idea. Sí, en la India y entre algunos extremistas sigues pegando fuerte, aunque me temo que por inconsciencia. Ya eres un icono que ha pasado a la historia, afortunadamente no como te habías imaginado.

Con el tiempo, los dos pueden dar risa, aunque durante demasiado dio bastante miedo uno
Con el tiempo, los dos pueden dar risa, aunque durante demasiado dio bastante miedo uno
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de abril de 2016 de la Revista Üalà.
Fe de eh!Ratas: En la versión de Üalà aparece un subtítulo destacado donde aparece “Cuando te avisaron de que tu bigote no estaba de moda le aseguraste de que lo acabaría estando” y debería haber aparecido “Cuando te avisaron de que tu bigote no estaba de moda aseguraste que lo acabaría estando”. Lo siento mucho, me he equivocado, pero no puedo decir que no volverá a ocurrir.

@ramiroseva

Rián de rián

El Mundo Today también aportó creatividad a la marca
El Mundo Today también aportó creatividad a la marca

No se puede decir que no lo estén intentando. Tras su particular apocalipsis, los encorbatados chicos de Bankia han saltado de agencia en agencia, enlazando campaña tras campaña tratando de decirnos lo mucho que sienten todo. Hasta qué punto se lo van a currar.

Primero se ofrecieron a “Dar Cuerda” a nuestros proyectos. Luego nos propusieron “Empezar por los Principios”. Más tarde, “Seguir Trabajando”. Todos los runners de Madrid lo saben: si sales a correr prontito y alzas la vista al lugar donde nació el Anticristo, puedes ver sus oficinas (las de Bankia, no las del Anticristo), encendidas, con millones de aplicados trabajadores sudando la gota gorda intentando olvidar el mal Rato.

Todas y cada una de ellas fueron campañas contracorriente, destinadas a ser despedazadas por un público menos dispuesto que nunca a milongas. Dedos meñiques tratando de tapar la brecha en el casco de un petrolero. Sin embargo, todas intentaron ser correctas, neutras: molestar lo justo. Imagino las reuniones de los creativos de Publicis/Leo Burnett midiendo cada palabra. Identificando y eliminando cada potencial doble sentido. Trabajo de orfebre.

Y entonces, nuevo cambio de agencia, y campañita al canto anunciando el fin de las comisiones. Más desenfadada. Alejándose poco a poco de la disculpa. Acercándose disimuladamente al colegueo. Y, como quien no quiere la cosa, cascan el “Non, Je Ne Regrette Rien” de Edith Piaf de fondo. Literalmente: “No, no me arrepiento de nada”.

Es tener un Rato y marcarte un meme apañao
Es tener un Rato y marcarte un meme apañao

Viene a ser como si la Conferencia Episcopal lanzara una campaña usando de sintonía el “Can I touch you there?” de Michael Bolton. Como si McDonald´s utilizara el “I Think I Smell a Rat” de los White Stripes. Como si Volkswagen usase el “Smoke on the Water” de Deep Purple. Vamos, lo que se dice tener ojo. O unos creativos la mar de cachondos.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de marzo de 2016 de la Revista Üalà.

@Xamfargo