Las cosas importantes de la vida

Advierto que voy a empezar moviéndome en un terreno de psicología barata. Te invito a que reflexionemos juntos sobre qué es realmente lo más importante en la vida. Está claro que es una pregunta muy subjetiva. Que dependerá de la fase vital en la que se encuentre cada uno. Pero estoy seguro de que nos podemos poner de acuerdo.

Voy a guglear «Las cosas importantes de la vida». Ahora vengo.

Ya está. Entre muchas entradas de blogs de motivación de chichinabo, aparece un enlace a la conocida pieza de Cristina y Los Stop, Tres cosas hay en la vida. Hagámosle caso. De acuerdo. Me vale para el tema del artículo. Lo más importante en la vida es la salud, el dinero y el amor.

Aquí viene mi segunda pregunta. Que no es para vosotros. Es para los señores de Albal: ¿Qué nos queréis decir en vuestro nuevo spot para vender papel film con el claim «Para lo que más te importa»?

https://www.youtube.com/watch?v=gk02hAYC2t4

Pensemos en lo que más le importa a Los Stop y vayamos parte por parte: El dinero. En ese caso el target de vuestra publicidad se reduciría a personas que tienen que envolver fardos de billetes. Los narcos, por ejemplo. O mejor aún, los políticos. El amor. Y puede que entonces me estéis invitando a que envuelva a mi pareja desnuda con papel film, lo grabe con el móvil y lo suba a la deep web.Nike Pas Cher Homme Y con la salud ya me pierdo. O lo que se me ocurre no generaría una imagen mental muy agradable.

Estate quieto, Joaquín, que en el anuncio ese dicen que así te conservas mejor.
Estate quieto, Joaquín, que en el anuncio ese dicen que así te conservas mejor.

O puede que por el contrario nos estéis diciendo que nos dejemos de tonterías.Nike Pas Cher france Que una fuente de macarrones o un huevo poché es lo realmente importante. Mucho más que el amor a mis hijos, pagar el alquiler o mi próximo reconocimiento médico.

 

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de octubre de 2018 de la Revista Üalà.

El pretexto del contexto y la verdad del algoritmo

“Errar es humano, anunciarlo es roedor”, es el lema del grupo eh!Ratas, esa madriguera roedora desde donde escribimos la página que estás leyendo. Inicialmente éramos un grupo de personas relacionadas con la publicidad desde distintos ámbitos, amantes y odiantes de ella a partes iguales. Algunas veces, cuando éramos pocos y celebrábamos fiestas, hemos gastado bromas imaginando cómo fue la aprobación de las piezas que aparecen por nuestra página. Otras, las menos, pensábamos que nos gustaría meternos en el cerebro de los anunciantes para entender qué pasaba por ahí, pero os aseguro que no es el caso de este mes.
La publicidad contextual es esa que te encuentras en las redes sociales, que se cuela entre tu contenido y que te da muchas sorpresas, algunas muy divertidas. Me explico, o mejor que lo expliquen tres ejemplos:

Foto 1    •    Una empresa de climatización de piscinas puso en el contexto de la roedora Ana Alonso el sutil anuncio de esta foto. Días después eliminaron el toque gore de la fotografía, pero la captura estaba hecha.
Foto 2    •    Otro roedor con galones, Miguel Ríos, encontró esta… este… bueno, el anuncio de esta otra imagen. No queda claro lo que venden pero si vas a desayunar, comer o cenar, no la mires.

Foto 3    •    Alondra Corza, desde México, nos hace llegar el tercer ejemplo con una combinación imagen/texto de lo más sugerente, como se puede ver en la foto 3. De momento, seguimos sin saber en qué parte remató.

Se supone que la aparición de estos anuncios en nuestro dispositivo depende de los célebres algoritmos y de nuestro historial de navegación, aunque yo creo que detrás hay un mono irascible que le da a una tecla aleatoriamente.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de agosto de 2018 de la Revista Üalà.

Guerrilla colombiana de andar por casa

La valla en Villagarcía de Arosa
La valla en Villagarcía de Arosa

La guerrilla, colombiana o no, siempre ha combatido utilizando planteamientos estratégicos y tácticos distintos a los ejércitos tradicionales, al contar con menos medios materiales y humanos. Así, el marketing de guerrilla permite a los anunciantes, con altas dosis de atrevimiento, ingenio y oportunismo, llegar al público de manera eficaz con costes más reducidos que usando los medios convencionales. En los últimos años, este tipo de acciones han aprovechado las redes sociales facilitando su difusión viral.

La policía “investiga” la Operación Kilo
La policía “investiga” la Operación Kilo

Recientemente conocimos, a través de Strambotic, un caso que ejemplifica perfectamente la publicidad de guerrilla. En primer lugar apareció en Villagarcía de Arosa una valla donde se leía: “Lo mejor de Colombia entra por aquí”. Siguiendo la estela de Netflix y sus lonas en edificios para la serie Narcos, la campaña local tuvo bastante repercusión en medios y alcanzó a 150.000 personas según La Voz de Galicia.
Tres meses después, en plena calle, apareció un alijo de 117 paquetes de aspecto muy sospechoso, con la leyenda “Lo mejor de Colombia también entra por Pontevedra” y una pancarta que hablaba de la “Operación kilo”, como puede verse en la foto. En un montón pequeño, al margen del alijo principal, se destinaba el 3% a Bea, supuestamente en referencia al exalcalde que consiguió el secuestro del libro Fariña. No sabemos si pasó a recogerlo.

Una lona de Narcos en Madrid (Fotografía de El Mundo)
Una lona de Narcos en Madrid (Fotografía de El Mundo)

Evidentemente la campaña hace referencia a la segunda sustancia excitante más famosa de Colombia, el café, y más concretamente a un coffee corner, propiedad de Marcos Ramos, cuya marca Tu café está alcanzando grandes cotas de popularidad en las dos poblaciones donde, de momento, se asienta.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de mayo de 2018 de la Revista Üalà.

DE REPENTE, UN FALO (imágenes dudosas o mentes sucias VII)

Logo fálico de Sobrarbe
Este logo de Sobrarbe apuesta por lucir un símbolo tradicional para atraer la fertilidad. Con un par.

Woody Allen ‘presumía’ de ser uno de los pocos hombres que tiene envidia de pene. Está claro que esa afirmación es muy, pero que muy anterior a la era del negro del WhatsApp, con la viralización de su meme, este anhelo se contagió más rápido que la gripe en una guardería.De hecho, habría agradecido que la fijación que tengo por recopilar imágenes dudosas empezara con la era de este señor que exhibió su virilidad hasta en las noticias de Antena 3 pero no, mi fijación fálica tiene que tener otras raíces.La primera entrega de ‘Imágenes dudosas o mentes sucias’ es del 2005 y en esa época (en los albores del Messenger) no podíamos sospechar las enormes sorpresas que nos depararían los servicios de mensajería una década más tarde.Y a pesar de todo, ya me topaba con falos inesperados y otras imágenes subidas de tono que creía oportuno lucir en ehratas.com. No hemos cambiado mucho.

Grands balls inesperadas
No solo los falos pugnan por ser descubiertos, hay otros atributos que también reclaman atención

Sí, ha habido un largo silencio desde la entrega anterior (la VI fue en 2009) pero, de vez en cuando, en nuestro extinto foro o en nuestro activo grupo de Facebook ha ido asomando la gaita material de este tipo para recordarnos que no siempre se acierta cuando se piensa mal. Da igual, aunque a veces las cosas no sean lo que nos parecen, es mucho más divertido centrarnos en lo que pudo ser y no fue.No somos de los que dejan que la verdad estropee una buena carcajada.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de noviembre de 2017 de la Revista Üalà.
 
Minnie subliminal
El contraste de la simbología fálica en las imágenes infantiles nunca dejará de sorprenderme

Marketing birral

Tengo un amigo que está al frente de la que, según dicen los entendidos, es la mejor cervecería de la ciudad, por no decir de la provincia. A ella acuden a diario, guiados por las opiniones que otros expertos vuelcan en la red, auténticos amantes del lúpulo y la cebada. De esos que compiten por ser los primeros en descubrir la última propuesta artesana de un productor local, por muy ubirra-likenderground que sea, antes que resignarse a refrescarse en plan mainstream. Podría decirse, (con muy poca vergüenza poética), que el verdadero trabajo de mi amigo consiste en saber saciar la sed de curiosidad. Esa erudición de su clientela le exige ser un profesional en permanente actualización de sus conocimientos. Y es que no puede ocurrir, por el bien del posicionamiento de su local, que una petición de un cliente le deje fuera de juego.

Pues bien, el otro día sucedió. Tuvo mi amigo que disimular su desconcierto al enfrentarse a algo nuevo y desconocido para él. Algo que nunca antes le habían pedido: “Si me invitas a una cerveza, la subo a mi Instagram, que tengo más de 500 seguidores”. La oferta, realizada por la que era claramente la lideresa de una mesa de chicas de recién estrenada mayoría de edad, llenó de dudas a mi amigo.

¿Era aquella joven una de esas influencers que están dictando las nuevas pautas publicitarias? ¿Escondía hábilmente su oferta la amenaza de un aluvión de opiniones negativas en las redes? ¿Y si en lugar de un chantaje estaba ante una oportunidad?¿Y si sus 500 seguidoras fueran suficientes para generar una ola de viralidad capaz de llenar su local de intrépidas instagramers? ¿Sería tan arriesgado, como a priori le parecía, sustituir los experimentados hígados de sus parroquianos por los de jóvenes blogueras en un inesperado giro de modelo de negocio?

En honor a la verdad he de decir que no sé cómo terminó la historia. Eso sí, me extrañaría mucho, muchísimo, conociendo a mi amigo, que a pesar de las dudas iniciales, al final le diera la cerveza. Y por supuesto que ella le diera like.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de octubre de 2017 de la Revista Üalà.

Cazar en el bazar

Mascarilla, cascos y una dosis de misterio
Mascarilla, cascos y una dosis de misterio

Una docena de años y muchas decenas de artículos y no habíamos dedicado ni uno solo a esas maravillas que salpican sin orden ni concierto tu tienda de todo a un euro de referencia…

Si Bourne te puede acuchillar con un Bic, qué no haría con este embudo
Si Bourne te puede acuchillar con un Bic, qué no haría con este embudo

¡Ha llegado el momento de poner fin a esta injusticia! Las perlas que han ido recolectando los roedores en estos templos del consumo ‘low cost’ merecen lucirse fuera de nuestras redes sociales.

Capturar piezas en un bazar puede parecer tan poco deportivo como dispararle a un pato pero, que la captura brille entre tanto material, no es tan fácil.

Accesorio para un ‘mashup’ entre Showgirls y Man on Wire
Accesorio para un ‘mashup’ entre Showgirls y Man on Wire
Hay que separar el oro de la paja. Entre cientos de acentos perdidos, errores de concordancia y faltas de ortografía más o menos garrafales, la suerte recompensa el buen ojo del cazador con material para matar (o matal, en el caso del embudo) de risa al respetable. Es evidente que la adaptación al castellano no es tarea fácil, pero que los astros se alineen para que una herramienta se presente como un ‘bailarín de streap-tease de cable’ demuestra que el azar puede llegar más lejos que la imaginación más desbocada.
Esta vez, el continuo espacio-tiempo me ha limitado a traer por aquí tres muestras, como las tres piezas para el oído que acompañan estas líneas. Eso sí, prometo que volveré a la carga con más para seguir haciendo justicia al trabajo creativo del traductor de Google, que nos ha dejado tan buenos momentos. Palabra de roedor.
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de junio de 2017 de la Revista Üalà

Zorras, gordos y Calvo

Muy de cuando en cuando, alguien desvía la atención sobre nuestros estériles chascarrillos roedores en Facebook sobre temas que no tienen nada que ver con la publicidad y genera debate a partir de una buena campaña. Pasó algo parecido cuando Utopicum sacó la campaña para el Vegan Fest Alicante en la que decían eso de “Todas las mujeres son unas zorras”. Con ese eslogan, entre otros, querían abrir un debate sobre el especismo que no llegó a fraguar, pero ya hablamos bastante en su día de eso.
https://www.youtube.com/watch?v=lSdOe7b0ghY
Horror en el supermercado y en nuestro grupo de FacebookRecientemente Calvo ha lanzado una campaña que también ha generado muchas decenas de comentarios enfrentados sobre si es lícito usar el “humor de gordos” en una campaña o, al menos como lo usa Calvo. Resumo: chico va a conocer a la madre de su chica (o a la inversa, hay opciones) y al ver cómo puede acabar su pareja si no se cuida, decide “cuidarla sin que se dé cuenta” con atún bajo en calorías. Es mucho menos inocuo de lo que parece, o al menos, provoca bastante más indignación de la que un servidor podía imaginar. En este caso, el debate sí que ha calado y se ha centrado en el “gordísmo”, es decir, la ridiculización de alguien por su sobrepeso. A pesar del año en el que estamos, vale la pena hablar sobre los límites del humor pero, mi postura, una vez más, va a ser más relajada que la cárcel para Urdangarín.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de mayo de 2017 de la Revista Üalà y tiene su origen en este post de nuestro grupo de Facebook. En él se pueden encontrar maravillas que se han quedado fuera en la versión impresa como el spot que sigue a estas líneas o este interesante artículo sobre los peligros de la corrección política.

De lo bueno lo mejor (selección de Castellón)

1-QL-Electric-Darth-Vader La tierra de las oportunidades está al norte de la Comunidad Valenciana. ¿Dónde si no te puede tocar siete veces la lotería y construir un aeropuerto para presumir paseando con tus nietos? ¿Dónde más podrías encontrar a Luis Aguilé cantando alabanzas a Marina D’Or? Esa bella región de playas y montañas acoge a menudo también maravillas publicitarias y lo mínimo que podemos hacer es traer por aquí alguna de ellas de cuando en cuando.
Empecemos con QL Electric Darth Vader S.L., una persona jurídica que evidencia definitivamente que el Registro Mercantil no corta las alas a ningún emprendedor creativo que se precie. Sigamos por Ciudadanos de Centro Democrático,2-Ciudadanos-CCD un partido naranja que multiplicó sus resultados por diez entre las elecciones de 2011 y las pasadas de 2015, según apuntan distintas fuentes, gracias al parecido a otro partido naranja y con nombre que implica a la ciudadanía, el de Rivera. Precisamente éste, declara que el partido es el “ciudadanos pirata” y que se han aprovechado de la confusión de (cómo no) los ciudadanos. 3-Estival-ViajandoooY así de rápido vamos a por la tercera y última maravilla roedora que comentar por aquí: la trayectoria de Estival Tour, un anunciante al que hemos dedicado muchas líneas en eh!Ratas, e incluso algunos minutos de TV. Se podría pensar que estamos olvidándonos de él, es el pan nuestro de cada día, los iconos publicitarios están destinados a perder fuelle y dar paso a las nuevas generaciones. Los conejitos de Duracell o el calvo de la Lotería dan fe de ello, pero . Puede que este año no haya cambiado su valla publicitaria y esté perdiendo el tono, como la canción de Enrique Iglesias que sonaba igual que la de “Si tú te vas”, pero con otra letra. Da igual, en nuestros corazones siempre habrá un lugar privilegiado para Estival Tour*.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de enero de 2016 de la Revista Üalà.

*Prueba de ello es el especial televisivo que dedicamos a Carlos Martí y su obra en nuestro espacio de NQH.

Te lo puedo decir más alto

El hielo frío y la clientela tapada
El hielo frío y la clientela tapada
Puedes reírte de mí si quieres. No te quedes con las ganas. Soy el patán que se jacta de la frialdad de su hielo. Pero no te equivoques, voy de frente. Te anuncio algo que ya sabes, como los “adivinos” cuando no mienten o inventan. No sé si los de Alcampo han decidido seguir mi camino proclamando la perogrullada de que su “ahorro está en el precio” o esconden alguna otra cosa, pero sí sé de otros en los que te tendrías que fijar más. Para reírte (como de mí), para indignarte, o incluso para denunciarlos, pero nunca para dejarte liar por ellos.
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
El ahorro está donde debe estar y no jugando al escondite
Como esta jornada electoral, que dura todo el año
Como esta jornada electoral, que dura todo el año

Y no, no me refiero a otros pequeños comercios como el mío que son menos claros en su planteamiento, como ese que abre todos los días un domingo cualquiera. Los verdaderos “malos” de esta película no hacen de las suyas en cartulina con un rotulador, acuerdan sus mensajes en grandes salas de reuniones. Son los que te dicen que tus defensas necesitan desayunar Actimel, pero no te avisan de que cualquier yogur aporta lo mismo que su prebiótico, según advierte la OCU. O los que lanzan las consignas de cualquier producto que te intenta camelar con su Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol o cualquier otro palabro que suponga ventajas asociadas y exclusivas que no vengan avaladas por ningún estudio serio.

A veces el malo es el guapo
A veces el malo es el guapo

Lactobacillus casei inmunitass, Taurina, Triptomax, Eficalcio, Resveratrol… ¡Y el chocolate espeso!

Ríete de mí y no te fíes, mis mensajes no dan motivos para hacerlo, pero fíate mucho menos de los que no te lo van a decir tan claro.
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de septiembre de 2016 de la Revista Üalà.

La redención más “cool” de los publicitarios.

Cada año, con la llegada del calorcito primaveral, el homo publicitariensis sale de su letargo invernal y deja atrás aquellos briefings más insulsos con los que se gana habitualmente el pan, dando rienda suelta a su creatividad en unas piezas tan afamadas como infames, denominadas “truchos”. Estas obras, dirigidas a ganar premios en festivales con clientes de un marcado carácter social como ONG’s o fundaciones, suponen la redención del profesional publicitario, una forma de limpiar su alma impía de todas aquellas campañas comerciales sin ningún fundamento que le atormentan cada noche desde su propio portfolio.

Puestos a elegir una causa, en el año del IV centenario de la muerte de Cervantes, el homo publicitariensis se ha fijado en una de las víctimas que más sufre con su actividad diaria: la lengua castellana. Si ya hace unos meses, la gente de Proximity España nos sorprendía lanzando una tienda de palabras olvidadas (no os perdáis el rap con el youtuber de turno, una pieza tan cañí como roedora); ahora nos llega un atrevido fake viral de las mentes pensantes de Grey Spain: las Sunset Style with Blind Effect, las únicas gafas de sol con las que no vas a ver nada. Un spot , una web y un direct marketing forman una campaña llena de anglicismos vacíos, muy habituales en el sector de la moda, para una promoción indirecta de una jornada sobre el mal uso del español en la publicidad organizado por la Real Academia de la Lengua.

Sunset Style with Blind effect
Sunset Style, las únicas gafas recomendadas por Stevie Wonder.

No deja de ser irónico que la institución que limpia, fija y da esplendor a la lengua castellana, responsabilice a todo el sector publicitario de la invasión de la lengua de Shakespeare, cuando en las últimas actualizaciones de su diccionario no han estado exentas de polémica. Curiosamente, han achacado estos cambios a una necesaria modernización del lenguaje, adaptándose a lo que se habla en la calle. ¿Y no es precisamente eso lo que hacemos los publicitarios? ¿Cómo diantres vamos a traducir un palabro que ni siquiera existe en España? ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de junio de 2016 de la Revista Üalà.

@franestevan