Sambenitos Selectos

Volvemos a la carga con un podio de 3 nombres roedores de esos que hemos venido a denominar en el pasado como sambenitos. Para la muchachada, y para los que tengan la suerte de no estar familiarizados con la jerga eclesiástica, aclararé que el sambenito era una prenda que colgaba la inquisición a los penitentes. Hoy se sigue usando la expresión de “colgar un sambenito” cuando se refiere a una carga que causa un pesar inmerecido al portador. Pues eso, que al igual que con las prendas, las denominaciones de algunas empresas o marcas cuelgan de ellas para recochineo ajeno (sobre todo roedor) por que el jefe o algún otro espabilado tuvo un día creativo a la hora de bautizarla. Y digo yo, ¿qué culpa tendrán el resto de implicados (empleados, familiares…) en esa marca como para cargar con ella? Dura que es la vida.
 
1) Ménage à Tres
1-menage
Bueno, obviamente la culpa (y el gozo) se reparte aquí entre tres. Todo muy francés, que cada uno lo interprete como quiera. Se dedican al catering y están en Madrid. Descubiertos por Fran Estevan.
 
2) The Dog’s Cojones
2-dogs-cojones
Si no llega a ser por los atributos del perro este nombre comercial hubiera sido muy inglés, pero al final les ha quedado más castizo que los respectivos del caballo de Espartero. Es una tienda de ropa en Valencia que conocimos gracias a Microsiervos.
 
3) Zorrilandia
3-zorrilandia_p
Y un clásico roedor muy recurrente desde su aparición en Strambotik, que no podía faltar por aquí para deleite de grandes e infantes. Originales (y mucho en su sector) de Iznájar (Córdoba).
 
Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de Junio de 2014 de la Revista Üalà.

Entrevista a Ramiro en Comunicación en Cambio

Momento para el autobombo compartiendo esta entrevista sobre eh!Ratas que Marta Guillén y Laura Pastor realizaron a un menda desde el Observatorio de Comunicación en Cambio de la UA.
· ENTREVISTA
image
La entrevista tiene ya un tiempito y habla en presente de cuando estaba en I am, I can y de cuando se emitía Nada Que Hacer. Han cambiado cosas pero el ombliguismo es algo que puede (y ha podido) esperar para encontrar un hueco por aquí.

En 5 minutos

Paint-1653784_629935073709998_433118565_nAsí pasa nuestra vida, de trabajo en trabajo que otro podía (o dice que podría) haber hecho en 5 minutos. Me estoy poniendo tanguero pero es que es así, la vida tiene muchos sinsabores y, como en el chiste que cuenta Woody Allen en Annie Hall, encima se nos pasa demasiado deprisa.

PDF-1622085_629847757052063_1841368610_nPero no vamos a desperdiciar ni un párrafo más de los pocos que tiene este artículo lamentándonos.

Para empezar vamos a felicitar a los misteriosos creadores de Clientadas. Una página de Facebook que empezó a compartirse en enero y que, antes de cerrar esta edición, ya ha pasado los 72000 “me gusta”. Publican frases de esas que nos ponen los pelos de punta a todos los que trabajamos en el mundillo publicitario. Son frases simpáticas si te las cuentan, pero espeluznantes si te tocan de cerca.

1654297_484198425019320_1404737821_nY si prefieres alinearte con el bando contrario, también existe Agenciadas, total que hay para todos.

whatsapp-1507749_623658117671027_1120860746_nLo de que son misteriosos lo digo porque su página da poquísima información, de la que sólo destacaré la URL www.clientadas.com, con alguna de sus perlas, un campo para buscar y un pequeño “Powered by Google”. Ahí acaba la cosa, si quieres saber quién anda detrás de esto, te deseo suerte, pero te ahorro la búsqueda de quién ha registrado el dominio porque es información protegida: Domain Privacy Group

Hay buenos motivos para pensar que el origen está al otro lado del charco, como el hecho de que la ciudad en la que es más popular es México D. F. o alguna de sus expresiones.

USB-1535617_625359367500902_931730204_nPor otro lado, no podemos dejar de destacar que hay precedentes más o menos honrosos, como clientesfromhell.net (en inglés) o la desaparecida Palabras Textuales, de la que adjuntamos la joya final. En cualquier caso parece que Clientadas ha venido para quedarse, y es bienvenida.

 

Azul-GayNota: Este artículo ha sido publicado en el número de Marzo de 2014 de la Revista Üalà.

Hago Chus y aparezco a tu lado

Si los infumables anuncios de coleccionables proclaman el final del verano, las listas de lo mejor y lo peor del año son la cabeza de ariete de una publicidad que vuelve a casa por Navidad.

Pasé por La Barbería (amigo y autor del título de nuestro artículo) y revisando su revistero en busca de las mejores curvas del 2013 no encontré ni el trazado favorito de Farruquito ni a la it girl de este mes de Diciembre. Y es que uno no es de piedra. Quizás sea porque esta Navidad compartiré algún valiente carabinero con mi bisabuela. O porque su hija se quejará amargamente de que ninguno de sus nietos le ayuda a limpiar la cocina después del arguinaldo. En cualquier caso, uno no puede escapar de su destino y vive con miedo a destapar el consomé familiar y que aparezca Chus Lampreave.

Chus_Lampreave_Campofrío

La octogenaria actriz se ha convertido en la gran protagonista de la escena publicitaria gracias a sus camaleónicas interpretaciones para Campofrío y KH7. Ya sea como voz de una generación que alardea de salir más noches que la luna o como protagonista indirecta de un onírico, erótico y galáctico momento que ya querría Antonio Resines para un spin-off de Los Serrano, Chus se ha convertido en la abuela de todos los españoles.

Sin entrar a valorar el fondo y la forma de cada pieza publicitaria, no deberíamos olvidar que -a fin de cuentas- se trata de vender jamón de york y un limpiador que ya lo quisieran en Génova o Ferráz. Y ambas marcas vuelven a demostrar que usar una celebrity funciona… o no (que se lo pregunten a Los Cinco Fantásticos de Loterías). Si la imagen de tu marca tiene más trabajo que Jorge Javier Vázquez, y aún así, quieres que sea el estandarte de tu comunicación, entonces el mejor emplazamiento será en el Deluxe.

Chus_Lampreave_KH7

Chus, tranquila. Esto no va contigo, que bastante tienes con entender a Chiquito y no pisar a Bayona. Ya nos encargamos nosotros de dar estopa roedora, de atacar naves en llamas más allá de Orión y de pensar si hiciste bien o mal, desechando esa oportunidad de hacerte sueca…

¡Anunciados en la TV!

Vamos a permitir que nuestros anunciantes preferidos presuman de salir en la tele. Gracias a sus descalabros pero, sobre todo, gracias a Nada Que Hacer, el programa conducido por Sergio Fernández y Jesús Montoya que se emite en Alacantí TV.
1381943_407533022707707_1920182633_n
A partir del 19 de febrero vuelve el programa con una nueva temporada a pesar de las peticiones del público y, para mayor escarmiento, contará en cada emisión con una sección de eh!Ratas de la mano de Víctor Izquierdo y Ramiro Seva, el arriba firmante.
la foto
Si quieres vernos, bajo tu propia responsabilidad, podrás hacerlo en Alacantí TV los:
Miércoles: 23:00h (estreno)
Jueves: 18:30h
Viernes: 20:00h
Sábado: 10:00h
En algún momento también estarán disponibles online, pero por ahora no seré yo quien dé una fecha.

007, con licencias (publicitarias) para matar

Entre los distintos tweets que inundan mi timeline, me encontré con uno que llamó poderosamente mi atención:

“El FC Barcelona y Intel firman un innovador acuerdo de patrocinio”.

Pasando por alto la flagrante falta fonética de la lengua castellana (esa ‘y’ en lugar de ‘e’ para evitar la duplicidad del fonema /i/), se trata de una noticia que debería entusiasmarme: dos de tus lovemarks se unen en una bonita comunión cuyo principal activo, colaboraciones económicas aparte, es una curiosa acción de branding, aplicando de forma muy creativa la filosofía de marca que representa a una (Intel) en uno de los elementos más diferenciales que posee la otra (la camiseta), sin que por ello ninguna de las dos pierda ni un ápice de su personalidad. Vamos, un win-win que lo llamarían los gurús. Bravo.

Pero fíjate, esta noticia no me hace gracia. ¿Por qué será?

A mí este chiste ya me lo han contado antes

Situémonos: Julio de 2009. La pretemporada empezaba a dar sus primeros coletazos en el momento más dulce de la historia del barcelonismo: el Barça arrasaba en España y en Europa con total autoridad después de lograr el triplete (¡ja! si no lo digo, reviento :P)

Como es lógico, estos coletazos en su mayoría eran fotos de jugadores presumiendo de pareja en vacaciones, fichajes y rumores everywhere, las primeras campañas de captación de abonados y por supuesto, presentaciones de camisetas de cara a la siguiente campaña.

Si había una que destacaba, era la del Getafe C.F., y no por el diseño exterior… sino por el curioso patrocinio de Burger King, tanto por fuera como, por dentro.

Vamos, que Pedro León no será Maradona ni Zidane, pero por lo menos se podría sentir como un king después de meter un derechazo por la escuadra en el Coliseum.

 ¿Y por qué me molesta tanto esta chorrada? Porque además de ser un “plagio” bastante menos cachondo que el del equipo azulón, creo que el dpto. de Prensa azulgrana se ha permitido un par de licencias periodísticas para vender de forma más bonita si cabe esta colaboración.

 “Esta será la primera vez que un logo se coloca dentro de la camiseta de un club.”

¡Qué bonito es todo cuando se pinta tan bien! Menos mal que luego somos los publicitarios unos vendidos al capitalismo que cuentan las cosas de forma subjetiva. Ni es la primera vez que se coloca un logo en la parte interior de la camiseta de un club, ni es la primera vez que una marca deja un mensaje en el reverso de la elástica azulgrana. Es más, en can Barça lo saben bien:

En este caso SÍ QUE ME EMOCIONA. ¿Y a quién no? Tocar la fibra sensible del aficionado mediante mensajes cargados de significado en el reverso del escudo fue parte de una bonita (y desconocida) acción que Nike llevó a cabo en todas sus camisetas futboleras de la temporada 10/11. A mí personalmente me sorprendió mucho al descubrir un evocador “Believe” en el reverso de la camiseta del Manchester United. Toda una oda al teatro de los sueños,

 ¿Qué distingue a dos acciones tan similares en naturaleza?

Una es evidentemente comercial, no oculta los intereses que las 2 marcas tienen depositados; mientras que la otra es puramente emocional, pretende dotar de un significado especial a un producto (la camiseta de un equipo de fútbol) que de por sí ya tiene un valor simbólico enorme.

Vamos, que si esperan que en su próximo gol Neymar Jr. se levante la camiseta para que la gente piense que es un cyborg Intel se van a quedar a medias. Ya puestos podrían haber ido a por un acuerdo más potente a nivel de publicity, robándole a Qatar Airways el patrocinio principal. ¡Otro gallo cantaría!

Nota: Este artículo ha sido publicado en una versión ligeramente reducida en el número de Enero-Febrero 2014 de la Revista Üalà

¡Es que estoy mu loca!


Desigual es una marca valiente. Eso no hay quien lo dude. Y es de suponer que su apuesta por modelos de referencia liberadas sexualmente está dando sus frutos. Sería todo un disparate perserverar en esa línea (que tanto jugo nos dio hace unos meses) en caso contrario.
Pero en la última campaña han dado un paso que puede parecer discreto pero que, a efectos roedores, es de gigante. No podía pasarlo por alto. Se trata de este gesto:
muy-loca-desigual
Responde categóricamente a la pregunta de si hay algo más cutre que un protagonista diciendo que está muy loco. Y es que una persona diciéndoselo (con un gesto) a su propia imagen desmadrada en el espejo es mucho peor. MUCHO.
Es algo que no podía salir bien. Presumir de falta de cordura y salir victorioso es algo que sólo se puede permitir Finn, de Hora de Aventuras.

Pero el caso es que si está dando los frutos que comentábamos como mucho será en las cajas registradoras porque, a pesar de que se esfuerzan por polemizar, en Youtube pasiones no están levantando. Como prueba quedan las siguientes capturas con números de “me gustas” y “no me gustas” tristemente bajos, para tratarse de piezas de una campaña internacional como ésta.
capturas-me-gustas
Y no me sirve que me digan que tan floja no será, que aquí hablamos de ella, el que nos conoce bien sabe que aquí hablamos de cualquier cosa.

Fe de eh!Ratas (31-12-2013): En la publicación original de esta entrada dije Jake donde debí decir Finn, que Cartoon Network me perdone. Gracias a Gloria Alemany Agulló por avisar.

Admanece, que no es poco

Me topo en el recomendadísimo y recientemente publicado libro acerca del icono del cine subruralista, Amanece, que no es poco, de José Luis Cuerda, con una cita del mismo autor en la página 24 que me hace dar un brinco del taburete.

«Yo no puedo vivir en el territorio de la gratuidad. Por ejemplo, no sé moverme en la publicidad, en los videoclips. No sé poner un plano detrás de otro porque sí, porque son bonitos, porque quedan “guays”. Si lo que estoy haciendo no responde a una necesidad intrínseca, no sabré hacerlo nunca.»

Plasmándola aquí no pretendo sino invitar a la reflexión a quienes se encuentren leyendo estas líneas, se dediquen a la publicidad o no, y a despertar en ellos —y por qué no, al propio Cuerda— el mismo debate interno que ha generado en mí.

Dice el autor que la publicidad es un plano bonito detrás de otro porque quedan “guays”. Y ya está. Algo que me inquieta leer y a la vez me sonroja como publicitario que soy. Me sonroja porque sé que tiene razón. Y me inquieta porque yo soy muy de inquietarme.

Puede que, ídolo manchego, tenga usted razón. Pero sólo en parte —y vaya parte—. Vender no es fácil. Es un proceso lento que requiere de un control y análisis semiótico de cada milisegundo, coma o píxel. Un control que no es, o no tendría que ser, gratuito. Y no le culpo. Compara usted lo que es con lo que debería ser.

Si afirma tan rotundamente que lo que usted sabe hacer es poner planos detrás de otros que respondan a una necesidad intrínseca, lo que debería realizar es un spot publicitario. Y eso, como buen amanecista que soy, he de reconocer que sería la bomba.

Texto: Víctor Izquierdo

Nota: Este artículo se publicó originalmente en una versión ligeramente reducida en la Revista Üalà que puedes visualizar aquí. Si quieres visualizar la revista completa puedes hacerlo aquí.