Metafísica en el supermercado

¿Quién puede dar respuesta a las eternas grandes preguntas? ¿La publicidad? No, en serio…

Marquesina de Supermercado Luis donde se pregunta ¿Qué es? Y se responde que es un supermercado

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Dónde está el WC? Ah… Las grandes preguntas de la humanidad. Son cuestiones que todos nos hacemos en algún momento y que no son privilegio de humanos existencialistas. La prueba publicitaria de ello es un mupi villenero que daba respuesta a cómo un supermercado reafirmaba su propia esencia. Eso sí, sin renunciar a la trampa circular de incluir el propio objeto definido al contestar a “¿Qué es Supermercado Luis?”.

La traición de las imágenes, de René Magritte

Como definición, su respuesta no es excelsa, pero es una maravilla metafísica. Casi 4 siglos después de Descartes hemos pasado del “pienso luego existo” a “me anuncio luego existo”. Al igual que los animalitos que han pasado la prueba de la autoconsciencia reconociéndose en el espejo, el Supermercado Luis sabe dónde está y se señala a sí mismo con esta desconcertante (a la par que magistral) marquesina. Un mupi que solo podría haber mejorado si en el propio supermercado hubiera un cartel diciendo “esto no es Supermercado Luis”. Habría rematado así la jugada con un homenaje a la traición de las imágenes de Magritte (su famoso “esto no es una pipa”) pero en versión la traición de los carteles. Aunque claro, ¿quién tiene autoridad para decir que es Supermercado Luis? ¿Quién pone voz a esos objetos que buscan reconocerse? Hidrogenesse rompió una lanza por héroes como esa chica que daba voz a una caja registradora, a un vocoder o a un disfraz de tigre.

Cartel de espere a ser atendido, puede haber una persona dentro y podría ser usted

Pero hay que tener mucho cuidado con abrir esa puerta, si lo haces podrías descubrir que eres tú el que está dentro y el universo no está ahora mismo como para implosionar porque tú, yo, o el Supermercado Luis, nos hayamos relajado con las dosis de la medicación.

Nota: Una versión de este artículo aparecerá (o apareció) en la Revista Üalà de octubre de 2020.

Agradecimientos:
@FranEstevan nos iluminó con el maravilloso mupi en nuestro grupo y aportó información adicional en este hilo de Twitter de @odilom / @pacoelmag0. Tristemente, me veo obligado de hacerme eco también de su transmutación en Supermercado Olandi.
Héctor Delgado me recordó la mítica canción Soy un disfraz de tigre de Hidrogenesse que no ha dejado de retumbar en mi cabeza en las últimas semanas. Banda sonora imprescindible para esta entrada.

Un comentario en “Metafísica en el supermercado”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *