Líbranos de la tentación del mal (plagio)

Google ha hecho mucho por nosotros. Nos ha ayudado a encontrar casa, pareja e incluso a nosotros mismos, pero aún le queda algo pendiente: el buscador de imágenes tiene que ayudarnos a detectar plagios.

A la izquierda el cartel de Marinas para Morón, a su derecha otros precedentes

A la izquierda el cartel de Marinas para Morón, a su derecha otros precedentes

Mientras tanto, vamos a seguir encontrándonoslos en concursos de diseño gracias a diseñadores como Javier Antonio Marinas. El pasado julio su nombre apareció en distintos medios entre acusaciones de plagio, ya que el cartel con el que había ganado el concurso de la Feria del Morón de este año tenía muchas similitudes con dos precedentes. No se ha retirado el premio otorgado, por tratarse de lo que se considera una utilización lícita de una ilustración libre de derechos de autor, aunque esto no ha acallado las críticas. En cualquier caso, la auténtica grandeza de este personaje por encima de haber protagonizado esta polémica, es que es la tercera vez que está en una similar.

Otros carteles de Marinas (izquierda) y sus predecesores

Otros carteles de Marinas (izquierda) y sus predecesores

Entre todos los acusados de plagio, su figura se yergue como la del ‘tripitidor’ que le saca un par de cabezas a sus compañeros gracias al dudoso mérito de contar con demasiada experiencia. En septiembre del año pasado se le retiró el premio que le otorgó el Ayuntamiento de Boadilla del Monte por motivos similares y algo parecido pasó con la imagen de la Volta de 2017. No sé si Marinas estará satisfecho con el fallo de Morón, pero al menos puede decir que a la tercera ha ido la vencida.

Decidir si algo es un mal plagio o una acertada reinterpretación no solo es tarea de jurados en concursos. El cartel de la Cup para el próximo referéndum nos da una nueva ocasión para opinar.

El cartel de la Cup para el referéndum tiene una reconocida inspiración bolchevique

El cartel de la Cup para el referéndum tiene una reconocida inspiración bolchevique

Está claro que la referencia es mucho más remota y reconocida, lo que legitima mucho, pero también que, viniendo de quien viene, encarnará el mal para gran parte de la población.

Nota: Este artículo ha sido publicado en el número de septiembre de 2017 de la Revista Üalà.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>