Casi, casi hemos vuelto.

Nuestra aventura televisiva que casi nos hizo famosos nos supo a muy poco. Debimos habernos hecho más conocidos que el pequeño Nicolás, tampoco lo merecíamos, pero en nuestras cabezas, y en la de alguna de nuestras madres, era lo que nos correspondía. Una oscura conspiración dio al traste con nuestros planes y sólo llegaron a emitirse dos episodios que paso de enlazar otra vez, pero hemos resurgido de nuestras cenizas para levantar la cabeza y mostrar unos cuantos estertores como el tercer episodio de nuestro paso por Nada Que Hacer. Se trata de una gloriosa selección de material de tres al cuarto, la élite del bajo presupuesto para deleite roedor.

El caso es que no podemos decir que hayamos vuelto, pero sí que vaciaremos el cargador con todos los programas que se quedaron en el tintero, se pueden contar con los dedos de la mano, pero los dosificaremos para evitar empachos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>