Mujeres, bajos y ateos

Hace no mucho descubrí de rebote Miss Representation, un vídeo en el que se pone de manifiesto la ausencia de grupos minoritarios en la política y otros ámbitos de poder en EE.UU.


Realmente es espeluznante. Las mujeres sólo ocupan el 17% de su congreso, aun siendo (lógicamente) más o menos la mitad de su población. Entiendo que hay que luchar por contra esa falta de representación. Es algo de lo que ya hablamos en ética por cuotas, y cada vez estoy más sensibilizado con la importancia de ampliar la presencia de las minorías.

Otro de los motivos que han provocado esta sensibilización es la lectura de Inteligencia Intuitiva de Malcom Gladwell. En él se apuntan casos asombrosos en el que la población (o los grupos de poder) ascienden a minorías que encajan en su ideal de belleza.Warren Harding Tan resumidos como los voy a plantear, pueden parecer estupideces pero, cualquiera que conozca el trabajo de Gladwell sabrá que no suele decir tonterías. Uno de esos casos es el del presidente estadounidense Warren Harding, cuya principal virtud para alcanzar su puesto era la del porte que tenía, vamos, que llegó a presidente por guapo. Para muchos es el peor presidente republicano de la historia de su país. Otro de los casos es el del hallazgo al que llegó tras investigar a cerca de la mitad de empresas del Fortune 500. Cerca de la tercera parte de sus primeros ejecutivos medía 1,89m o más. Bueno, esto podría ser por que En Estados Unidos hay muchos altos, pero no es el caso. Esa talla sólo la alcanza el 3,9% de su población.

Casi 1 de cada 3 primeros ejecutivos estadounidenses mide a partir de 1,89m

Evidentemente, esas cuotas son fruto de decisiones inconscientes o, cuanto menos, inconfesables. Nadie reconocería que ha contratado o votado a alguien por ser más alto o guapo. Pero son atributos que nos embaucan, la altura se asocia fácilmente con la autoridad y ¿quién no quiere estar rodeado de belleza? El mundo de la moda refleja como pocos estas preferencias, pero ni él ni en la política se discrimina únicamente por lo físico.

En 1999 se realizó una encuesta para determinar si los ciudadanos estarían dispuestos a cambiar su candidato por otro con la misma preparación que fuera una mujer (el 95% se mostraba dispuesto), un católico romano (94%), judío (92%), negro (92%), mormón (79%), homosexual (79%) o ateo (49%). Desde el primer gran triunfo de Obama ha quedado claro que lo de los negros no era un farol, lo del resto de opciones está por ver pero, basándonos en lo improbable que resulta que alguien esté dispuesto a cambiar su voto por un ateo, ¿qué político estaría dispuesto a sacrificar a la mitad de su posible electorado?John Boehner, Kyrsten Sinema Quizá esto explique por qué en el congreso, según cita R. Dawkins en El Espejismo de Dios no hay nadie que se declare abiertamente ateo. Algo estadísticamente improbable en una población de cuatrocientas treinta y pico personas con estudios superiores, pero era así. El libro tiene algunos años y puede que las cosas estén cambiando, aunque muy poco a poco, a principios del año pasado un miembro de la institución se declaró atea: Kyrsten Sinema.

Sigo sin ser partidario de medidas tan artificiales como la imposición de cuotas, pero cada vez veo más necesario luchar contra los prejuicios. La publicidad y la comunicación corporativa no son malos terrenos para ello. Benetton comenzó a lucir modelos negros y orientales cuando muchos países ni se planteaban la representatividad política de las minorías. Dove lleva más de una década apostando por la belleza real y las parejas homosexuales están mucho más representadas en los anuncios que en nuestras instituciones.indignados-en-washington Y, en cuanto a los ateos, minoría de la que hablo a menudo por lo que me toca, hay claras señales de que buscamos visibilidad, como esta manifestación en Estados Unidos o esta noticia sobre su salida del armario. El crecimiento de ateos y agnósticos es espectacular, los últimos datos del CIS sitúan en casi un 25% a la población de no creyentes en España. Creo que los políticos y las empresas no tardarán en querer acercar posiciones hacia esta población que busca verse representada. Queda por ver quién lo hará antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>